Pese a los acuerdos, las suspensiones en la industria automotriz se sostienen

La industria automotriz no abandona su mal momento. Pese al acuerdo con las terminales y el convenio firmado la semana pasada para exportar autos a Colombia, las suspensiones se siguen multiplicando en el sector: hoy, más de 1.000 trabajadores están afectados por esta situación que se repite en Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires.

En ese escenario, un grupo de empleados de la firma General Motors se movilizó ayer a la sede del Ministerio de Trabajo para reclamar la reincorporación de los 350 operarios suspendidos en la planta de General Alvear, Rosario. Los trabajadores denuncian que las licencias, en realidad, son “despidos encubiertos” y exigen la intervención del Ministerio de Trabajo en el conflicto.

El panorama en la industria no es de optimismo. Todas las inversiones anunciadas en Córdoba, por ejemplo, -de US$500 millones de Fiat Chrysler (FCA) y de US$600 millones de la alianza Renault-Nissanrecién comenzarán a producir avanzado el segundo semestre. Mientras tanto, la caída del mercado brasileño mantiene en jaque los cronogramas laborales en Argentina.

“Es el peor momento de la industria automotriz en mucho tiempo”, resumió Leonardo Almada, vocero de la delegación cordobesa del Sindicato de Mecánicos y Afines al Transporte Automotor (Smata).

Volkswagen, en Buenos Aires, mantiene suspensiones en su planta de General Pacheco. La firma conformó el mes pasado una lista fija de 600 operarios que quedaron sin tareas, situación que podría extenderse hasta junio de 2018.

El titular de Smata, Ricardo Pignanelli, reconoció la delicada situación que se vive en la industria, donde Fiat sigue con casi todo su personal suspendido en Ferreyra, Córdoba. Si bien el dirigente negó “despidos”, se quejó de que haya “licenciamientos” mientras se firman acuerdos de productividad.

Las fábricas de todo el país, según el Indec, hoy tienen un 40% de capacidad ociosa: trabajan cada vez más cerca a la mitad de su capacidad instalada.

El derrumbe de la actividad golpea a las metalmecánicas, que también registran suspensiones importantes. Y los problemas aumentan porque hay empresas que discontinúan la producción de algunos modelos, como sucederá desde este mes con Renault y el Clío. ■

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co