Fue fotografiado en Brandsen, en un puesto de control en la Ruta 215. Horas después ya no estaba. Desde el Ministerio de Seguridad bonaerense negaron que se trate de un muñeco. 

Fotografiado por un grupo de vecinos.

Un grupo de jóvenes que el fin de semana pasado iba rumbo a un boliche pasó por el puesto de vigilancia sobre la Ruta 215, en Brandsen, y lo fotografió. Allí se ve a un policía sentado detrás de un escritorio, pero para sorpresa de todos era un maniquí vestido con el uniforme que usan los efectivos.

En ese lugar funciona un puesto de control de tránsito y habitualmente hay policías, pero esa noche nadie sabe por qué dejaron un maniquí. Por curiosidad, cuando salieron del boliche los chicos pasaron a ver si seguía estando el maniquí, pero ya lo habían retirado y en su lugar había un policía de carne y hueso.

Leé también:  En cuatro días detuvieron a siete Policías por distintos delitos

De acuerdo a lo que explicaron desde el Ministerio de Seguridad bonaerense, realmente no se trataría de un maniquí: la oficial que estaba sentada en la guardia fue al baño y, para eso, se sacó el chaleco antibalas, el refractarios y la gorra. Colgó todo en la silla y se marchó. Sin embargo, en la filmación se ve cómo todos los elementos juntos hacen parecer que se trata de un muñeco.

 

 

COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here