Louis Armstrong fue una de grandes figuras de las historia del jazz y giró por todo el globo mostrando su talento, incluso con una recordada escala en Argentina en 1957.

El genial trompetista de Nueva Orleans, que se convirtió en una leyenda del jazz, revive en a "A Wonderful World", un musical que cuenta su vida y obra desde la perspectiva de las cuatro mujeres con las que se casó.

Esta original propuesta que tendrá su estreno mundial durante este mes en Miami y se descuenta que se presente en otros escenarios.

La obra escrita por el dramaturgo y guionista Aurin Squire y dirigida por Christopher Renshaw, ganador de un premio Desk y nominado a los Tony.

La puesta se presenta en el teatro Colony de Miami Beach, y en principio la obra producida por la compañía Miami New Drama, va estar en cartel hasta el 5 de abril.

El ignoto Juson Williams se pone en la piel de “Satchmo”, el nombre con el también se conoció al músico, en una obra donde se luce con música del trompetista, arreglada y orquestada por Annastasia Victory y Michael O. Mitchell.

Leé también:  Esteban Laureano, el otro Maradona

Pero además destaca la perspectiva femenina y también la racial, con referencias a la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos, que él financió discretamente con sus ganancias en la música.

Forman parte del nutrido elenco de "A Wonderful World", Dionne Figgins, Lana Gordon, Nicole Henry y Darlene Hope, que hacen respectivamente de Daisy Parker, Lil Harden, Alpha Smith y Lucille Wilson, las cuatro mujeres del legendario trompetista como era conocido Armstrong.

El musical cuenta el ascenso de este músico nacido en un barrio marginal de Nueva Orleans en el seno de una familia muy pobre hasta convertirse en una estrella internacional no solo como virtuoso de la trompeta sino como cantante de jazz.

De origen familiar muy pobre, su situación empeoró cuando su padre abandonó el hogar. Trabajó muy joven con una familia judía, que lo acogió como un miembro más de la familia. Durante estos años observó el maltrato de los blancos hacia los negros y hacia los judíos.

Leé también:  El Banfield Teatro Ensamble presenta “Especial: Jazz al Sur"

Su interés por la música nació al escuchar las bandas que tocaban por las calles de Nueva Orleans. Su primera trompeta fue un regalo del señor Karnofsky, su padre adoptivo. Amstrong estuvo agradecido para siempre y en honor a ello usó la estrella de David a pesar de no ser judío.

Aprendió a tocar el instrumento en Nueva Orleans Home for Colored Waifs, una banda de reformatorio para niños negros con problemas de conducta. En 1914 tuvo varios empleos como repartidor de leche o vendedor de carbón, mientras que tocaba en las tabernas de Storyville.

Luego fue comenzando su carrera hasta convertirse en una auténtica leyenda. Louis Armstrong falleció mientras dormía en 1971, un mes antes de cumplir 70 años, en su casa de Queens, Nueva York.