Se trata de tres jóvenes que fueron capturados cuando intentaron fugarse a bordo de un auto luego de entrar en una vivienda de la zona donde amenazaron al dueño de la misma con un cuchillo.
Patrullaban la zona cuando fueron alertados por un vecino sobre tres hombres que minutos antes habían cometido una entradera.
Patrullaban la zona cuando fueron alertados por un vecino sobre tres hombres que minutos antes habían cometido una entradera.

Tres jóvenes fueron detenidos en la localidad bonaerense de Gerli mientras escapaban en un auto tras cometer una entradera en una vivienda de la zona, en la que amenazaron al dueño con un cuchillo para ingresar y de donde se llevaron dinero, joyas y otros elementos de valor.

El hecho se registró cuando policías de la comisaría 6ta. que patrullaban la zona fueron alertados por un vecino sobre tres hombres que minutos antes habían cometido una entradera en un domicilio ubicado en la calle Florencio Varela 1673, entre Carabelas y José Martín de la Serna, y que tras el hecho escaparon a bordo de un Peugeot 208 bordó en dirección hacia el sur.

Con esa información, los agentes dispusieron un operativo cerrojo en las inmediaciones del lugar y, cuando identificaron al vehículo en el que escapaban los ladrones, comenzaron a perseguirlos hasta la esquina de Anatole France y Crisólogo Larralde, donde los delincuentes perdieron el control y colisionaron con un poste de alumbrado público.

Según los voceros, en ese momento la Policía logró detener a los tres ocupantes del Peugeot, que fueron identificados como Damián Ezequiel Malzalbo (25), Lucas Carlos Guaraz (22) y Esteban Leandro González (26).

Además, dentro del auto se hallaron 520 dólares, 68 reales y 1.815 pesos en efectivo, junto a un televisor marca Noblex, seis teléfonos celulares, una tablet, una cuchilla de colección, perfumes importados y joyas de oro y de plata, entre otros elementos personales y de valor, que habían sido sustraídos de la casa.

Luego, los policías hablaron con la víctima, de 48 años, quien les indicó que los ladrones lo interceptaron cuando ingresaba a su domicilio y que, amenazándolo con un cuchillo, entraron a la vivienda y se llevaron las pertenencias que los agentes habían secuestrado y que el hombre reconoció como suyas, agregaron las fuentes.

Los tres delincuentes fueron puestos a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Avellaneda, a cargo de José Hernández, quien caratuló la causa como "robo calificado en poblado y en banda agravado por el uso de arma y resistencia a la autoridad".