El objetivo de Casa Popular El Fogón apunta a producir hortalizas y materia prima para elaborar pastas frescas y otros alimentos que abastezcan los comedores de la misma organización.

La Casa Popular El Fogón, cedido por la Unión Solidaria de Trabajadores (UST) en la Costa de Sarandí, cosecha acelga para fortalecer experiencias de producción colectiva en Avellaneda. Allí, con el acompañamiento de la Agencia Avellaneda del INTA, aspira a “fortalecer un circuito de alimentación soberana”.

Producir hortalizas y la materia prima para elaborar pastas frescas y otros alimentos que abastezcan los comedores de la misma organización es el objetivo de la entidad.
Cristian Godoy, de la Casa Popular El Fogón y responsable de los cultivos, afirmó: “En Argentina, donde se exporta lo que comemos y donde ademas se ha desplazado la mano de obra humana por la tecnología, la única posibilidad que nos queda a los más humildes es llegar a la autosustentabilidad”.

Leé también:  Campaña para colaborar con Casa Manu de Monte Grande

El Hogar Juan XXIII de Gerli puso a disposición la cocina, sus máquinas para la elaboración de pastas, y a su cocinero para que este proyecto sea posible.

En este contexto, desde el INTA Avellaneda afirmaron que se avanza para mejorar la seguridad alimentaria de las familias incrementando la disponibilidad, accesibilidad y variedad de alimentos mediante su autoproducción, manteniendo un enfoque agroecológico.