La Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu) realizó una conferencia de prensa frente al Congreso de la Nación para exigir un aumento integral del presupuesto para la universidad, la ciencia y la tecnología que revierta el desfinanciamiento estructural que viene imponiendo el Gobierno.

“Los mayores ajustes se producen en la reducción de becas para estudiantes, de presupuesto para tutorías y de fondos para comedores y alojamientos. Esto, claramente, se hace sentir en los sectores más vulnerables que hoy ven imposibilitada su llegada a la universidad”, enfatizó el secretario general, Carlos De Feo, junto con las demás federaciones docentes, estudiantiles y las agrupaciones de científicos.

“El otro ítem importante es la infraestructura y el congelamiento de la planta docente. Ya en la Universidad Arturo Jauretche 140 docentes están trabajando desde hace un año sin cobrar salarios, y en las universidades del Conurbano, más de 1.500 docentes están cobrando sus salarios en negro”, advirtió De Feo.