El hecho ocurrió en el barrio de La Campana, en Esteban Echeverría. Una vecina denunció en la Justicia con un video la agresión y ordenaron la restricción del hombre a la vivienda, ya que había sido echado previamente por sus familiares a causa de esta agresión.

La historia de “Olaf”, un perro mestizo de La Campana, tiene su final feliz. Hace aproximadamente una semana Noelia Torales, denunció ante los vecinos y la Justicia como el dueño del pequeño perro le pegaba con un cinturón. A causa de esto, no sólo los familiares le dieron la espalda al agresor sino que se le impuso una perimetral para que no pueda volver al hogar.

Gracias a la grabación de las agresiones y su popularización a través de las redes sociales, el caso llegó a la Justicia y ésta falló a favor de la indefensa mascota. Por orden de la fiscal Carla Musitani, el personal de la Comisaría 1ra de Esteban Echeverría allanó de urgencia el domicilio donde se había producido la agresión junto a la Doctra  Aurora De Ruschi, quien asesoró a Noelia en la presentación de la denuncia.

El agresor no se encontraba en el lugar al momento del allanamiento ya que sus familiares, al conocer los hechos, le pidieron que se retirara definitivamente del hogar. A su vez, en coordinación con los fiscales y la policía, se comprometieron a cuidar a Olaf y a su compañera, ambos pertenecientes al agresor.

El hombre no sólo posee una orden de restricción por la cual no puede volver a ingresar a la vivienda sino que también fue imputado por maltrato animal. Ambas partes, la denunciante y la familia que quedó a cargo de los perros, firmaron en la Comisaría un acta de compromiso de seguimiento en cualquier momento y sin previo aviso para corroborar el buen trato de las mascotas.