Metal yoga, la nueva disciplina para descargar energía negativa

Con la música bien alta, la vestimenta atípica a una clase convencional de la disciplina y mucho grito, se busca terminar con el estrés y la ira.

Como el yoga es una disciplina que tiene muchas ramas y que con el tiempo han aparecido muchas más, el metal yoga se incorpora para quienes quieran practicar la técnica milenaria, pero al ritmo de este tipo de música. Esa vinculación del yoga con el new age, velas, sahumerios, ropa de colores suaves quedó atrás para dar paso a un nuevo estilo.

En las salas donde se practica el metal yoga está permitido gruñir y gritar, golpear el suelo con los puños, aullar y hasta elevar las manos al cielo formando un cuerno, ícono emblemát ico del heavy metal, siguiendo la intensidad frenética de bandas como Iron Maiden o Metallica.

CÓMO NACE. La instructora y fundadora de este insólito tipo de yoga que comenzó a difundirse hace algún tiempo en Nueva York bajo el nombre de metal yoga Bones tampoco utiliza un tono suave y delicado para comunicarse con sus alumnos; por el contrario, durante una hora y media, Saskia Thode, oriunda de Estados Unidos, los arenga a que conecten con su paz interior, con frases de este estilo: “¿Están enojados? ¡No los escucho! ¡Díganme qué tan enojados están!”. Sus clases, que enseguida se convirtieron en furor entre los metaleros, desafían casi todo lo esperable y cuestionan los estilos tradicionales de esta disciplina.

El look elegido por los alumnos que asisten a este tipo de clases (no es obligatorio, cada uno puede vestirse como prefiera) suele incluir remeras negras o grises con inscripciones, dibujos de calaveras o alusiones a bandas metaleras tanto nacional como internacionales. Es ropa con la que se sienten cómodos y pueden usarlas un domingo de entrecasa, quizás.

Respecto a la historia de la fundadora del metal yoga cuentan que ella armaba largas listas de música heavy para entrenar, siguiendo el consejo de su “maestro”: “Es importante hacer lo que quieras y sientas que debes hacer”. Es por eso que engendró esta combinación que gana cada vez más adeptos en el mundo y que podría llegar a Argentina en los próximos meses.

UNA CONVIVENCIA ESPECIAL. A su entender, la convivencia entre el yoga como filosofía sagrada y el heavy metal no tiene nada de contradictorio. “Ambos están muy conectados con la naturaleza divina. La diferencia es que el metal reconoce también la oscuridad que llevamos dentro y la asume como propia. El sonido potente puede ser un detonante para dejar salir el infierno interior y así liberar un poco de agresividad e ira”, analiza Thode al explicar por qué promueve que sus estudiantes exterioricen sus emociones negativas sin represiones ni timidez. Ése es el principal objetivo.

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co