Ejercicio y buena alimentación, las claves para estar en forma

El secreto está en ir adoptando cambios de hábitos paulatinamente y combinarlos con una rutina de actividad física para sentirse mejor.

Para sentirse bien lo primero que hay que hacer es cambiar los hábitos. Buscar alternativas de alimentación saludable y realizar actividad física al menos tres veces a la semana.

Más allá del aspecto físico si se apunta a sentirse mejor internamente lo externo llegará. Cuidar la alimentación es el primer paso. Hay que eliminar o reducir aquellos alimentos que aportan la acumulación de grasa. Reducir la ingesta de alcohol durante la primera semana y evitar la cerveza.

No consumir, en lo posible, alimentos con azúcar agregada, el sabor dulce se puede buscar en las frutas. Por último, hay que evitar las harinas, las pastas, los alimentos rebozados y las frituras. Enfocarse en una dieta saludable no significa morirse de hambre.

El secreto no está en comer poco, sino en hacerlo de forma ordenada. Hay que consumir alimentos cada 3 horas y lo más natural posible. Por la mañana un buen desayuno aportará energía para afrontar el día, a partir de ese momento y cada 3 horas, tomar una ingesta de alimentos saludables (huevos, frutos secos, rolls de fiambre, fruta, verduras, etc). Moverse también tiene que ser parte de la rutina diaria.

Elegir una actividad que sea divertida es fundamental para que pueda ser contínua. La clave es disfrutar del movimiento y las capacidades de cada cuerpo. Las actividades variadas, no-rutinarias, son las que suelen dar mejores resultados.

Actividades como el crossfit, el boxeo, las artes marciales, el entrenamiento funcional, donde se debe aprender nuevos ejercicios a diario son las que aportan mejores efectos, tanto físicos, como psicológicos y neuronales. La progresión es el secreto y por eso hay que empezar de forma controlada y progresiva.

Si bien un poco de dolor muscular es normal y es prueba de que el cuerpo se está fortaleciendo, de nada servirá si ese dolor impide volver a entrenar el día de mañana o si provoca una lesión. Por eso hay que ser inteligentes y acudir a profesionales que sepan cómo administrar el entrenamiento y su intensidad, adaptándolo a las necesidades y capacidades propias.

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co