Los trabajos comprenden la puesta a punto de salones, la construcción de nuevos baños, la renovación de instalaciones eléctricas y de gas, e incluso refacciones menores. En los últimos meses los arreglos se realizaron en más de 12 instituciones.
en el jardín Nº910 se creó un nuevo espacio para los alumnos.

Como parte de un plan de obras que busca dar una respuesta a las necesidades de cada institución, el Municipio de Lomas de Zamora continúa con los arreglos y ampliaciones en los edificios de jardines de infantes de toda la ciudad para que los chicos y los docentes del nivel inicial puedan tener clases en las condiciones que se merecen.

Los trabajos comprenden la puesta a punto de salones, la construcción de nuevos baños, la renovación de instalaciones eléctricas y de gas e incluso refacciones menores. En los últimos meses las tareas alcanzaron a más de una docena de establecimientos educativos de Albertina, Llavallol, Lomas Oeste, Parque Barón, San José y Banfield Este., entre otros.

El intendente, Martín Insaurralde, destacó la importancia de este tipo de acciones para “mejorar la realidad” de los establecimientos públicos del nivel inicial correspondan al sistema educativo bonaerense o de la Comuna.

“Para nosotros, la educación es el futuro, por eso buscamos mejorar el estado de los jardines y las escuelas con un plan de obras que garantice las condiciones básicas de estudio”, remarcó el jefe comunal.

“para nosotros es una alegría dar una respuesta a las solicitudes de las autoridades”, dijo martín insaurralde.

En el Jardín Nº910, de Llavallol Sur, se realizaron obras en desagües y se colocó un nuevo tinglado que permitió crear un espacio donde los niños puedan aprender jugando. “Es una alegría ver a los chicos disfrutando”, señaló el subsecretario de Educación de la Comuna, Emanuel Pi Dote, al recorrer las instalaciones invitado por su directora, Maria Luz Llera.

En el Jardín N°917, ubicado en Pedro Mascagni 395, Lomas Oeste, se constuyeron nuevos baños para el uso de alumnos, alumnas y docentes. “Ésta una obra que se esperaba desde hace tiempo”, informaron desde la institución.

En San José Este, en el Jardín de Infantes Nº950 se solucionaron problemas de filtraciones en el techo y se reconstruyó un aula que estaba “muy deteriorada” por la falta de uso en el último tiempo. Asimismo, en el Jardín N°937 de Parque Barón el Municipio ejecutó una obra de gas en el edificio, tareas de embellecimiento y refacciones que incluyeron un paredón y un contrapiso.

Como parte del Programa de Embellecimiento de establecimientos Educativos, que todos los años alcanza a cientos de instituciones de la ciudad, en el  N°920 de Llavallol Norte se repararon filtraciones y se puso a punto la instalación eléctrica en el edificio.

Algo similar a lo que se hizo en los Jardines Nº928; Nº924 y Nº926; y los Nº929, Nº937 y Nº939. “Una de las obras destacadas fue la creación de un aula en el Jardín Rincón Feliz N°7 de Temperley. Además de ampliar la matrícula, el nuevo espacio fue clave para garantizar la continuidad en los turnos y darle más comodidades a las familias”, Cecilia Gómez, directora de Formación Integral.

martín destacó el trabajo diario que realizan directivos y docentes.

Allí se concretó un sueño que la comunidad tenía desde hace 20 años. Un nuevo espacio para darles mayores comodidades los más de  120 chicos que asisten a diario al lugar.. “Para nosotros es una alegría poder dar respuesta a las solicitudes de las autoridades. Ellos, los docentes y los auxiliares que trabajan a diario en los jardines municipales son lo que más saben cuáles son las necesidades más urgentes y por eso escuchamos su pedido y llevamos adelante el trabajo. Los jardines municipales de Lomas son uno de los máximos orgullos de nuestra gestión y son un ejemplo para toda la Provincia”, cerró Martín.