El ex presidente afirmó que “no pasa nada con entrar en default” y aseguró que “los principales temas de la Argentina son los precios de los alimentos y la inseguridad”.
“Si no se puede pagar la deuda no se paga. Nosotros entramos en default y no fue tan grave”.
“Si no se puede pagar la deuda no se paga. Nosotros entramos en default y no fue tan grave”.

El ex presidente Eduardo Duhalde consideró que en el Gobierno “hay una obsesión con la deuda” y señaló que “no pasa nada con entrar en default”, en referencia a su experiencia en la primera magistratura cuando no pudo pagar los compromisos asumidos y cayó en esa situación.

“Yo no le daría tanta importancia al pago de la deuda”, remarcó Duhalde, quien planteó que en el gobierno de Alberto Fernández “hay una obsesión con la deuda” y señaló: “Se debe saber que hay vida después de la deuda”.

En declaraciones a AM 750, el dirigente peronista oriundo de Lomas de Zamora opinó que “lo único seguro es que el tema de la deuda se va a arreglar”, pero le envió un mensaje al Presidente: “Si no se puede pagar la deuda no se paga. Nosotros entramos en default y no fue tan grave”.

En esa línea, Duhalde estimó que “los principales temas de la Argentina son los precios de los alimentos y la inseguridad”.

“La gente no debe pagar los precios que está pagando por los alimentos. En otras partes del mundo, la comida está mucho más barata”, agregó.

A la hora de realizar un breve análisis del panorama político y la renovación de autoridades tanto en la UCR como en el PJ, el ex mandatario aseveró: “Los partidos políticos son de viejos y para viejos. Tienen que 'aggiornarse', modernizarse y darle lugar a los más jóvenes”.

Por último, dijo que “cada día” le “interesa menos lo partidario” y concluyó: “Los partidos políticos están en su ultima etapa, están agonizando.