ARTE A MANO

Un decapado para cambiar el aspecto de cualquier mueble

Una técnica actual que imita el paso del  tiempo y da nueva vida a los objetos.

Envases de plástico se convierten en piezas utilitarias

Con pocos materiales y mucho ingenio, recipientes con visor para guardar de todo.

Para decorar la habitación de los más chicos

Para colocar sin dañar la pared. Estos cuadros tan livianos, con base de telgopor, pueden colgarse con pequeños clavos o masilla removible para cambiarlos de lugar fácilmente o ubicarlos de manera diferente.

Una nueva vista para cualquier objeto

Una técnica actual que imita el paso del  tiempo y da nueva vida a los muebles.

Con recipientes de telgopor se hacen unas valijas muy útiles

Las cajas de telgopor, de helados o medicamentos, resistentes y con buen cierre, pueden transformarse en cajas guardatodo, útiles y decorativas.

Un portarretratos diferente

Para renovar algún antiguo marco y ponerle un toque de color.

Portamacetas con lo que hay en casa

Los potes de helado se transforman en objetos decorativos. Trabajados en compossé, serán el foco de atención en cualquier rincón de la casa.

Un reloj con apariencia muy romántica

Una combinación perfecta de pintura y decoupage, para lograr un trabajo impecable.