Nacido en Macachín, La Pampa, a los 13 años se mudó a la pensión de Vélez. “Quiero tratar de hacer bien las cosas y aportar muchos goles”, dijo.

En las últimas temporadas, Pablo Vico, sumó a su plantel jugadores que no tenían mucho rodaje en equipos de Primera División. Ejemplos: Juan Manuel García, Mauricio Asenjo y Enzo Trinidad (Banfield), Alberto Stegman y Santiago Izaguirre (Tigre) y Joel Martínez (Lanús), entre otros.

Esta temporada, fue el turno de los delanteros Nicolás Servetto (Vélez) y Lautaro Mesa (Argentinos). Servetto, de 21 años, es oriundo de Macachín, La Pampa, una localidad en el centro-este de la provincia, ubicada a 30 kilómetros del límite con la ciudad de Buenos Aires y cabecera del departamento de Atreucó. Nico jugaba en el club Macachín la Liga de Santa Rosa y a los nueve años se lo llevaron a Vélez.

“Me venían siguiendo y yo iba cada tres meses, porque Vélez en ese entonces no tenía pensión. Cuando la pudieron hacer llegué con edad de Novena División. Llegar desde un pueblo a la Capital Federal lleva un tiempo de adaptación. Y más de chico. “Me vine a los 13 años. Y sí, costó bastante acostumbrarse. Es otro ritmo. Pasar de donde vivía, con 700 u 800 habitantes a Buenos Aires, fue un cambio brusco”, le dijo Servetto a La Futbolera.

Y agregó que el cimbronazo también repercutió en lo deportivo: “El nivel de la Liga a los torneos es distinto, muy superior. Lo fui superando con el entrenamiento de todos los días. Recién me acomodé cuando jugué el segundo año en AFA”.

Nicolás fue dando pasos y pasando por todas las Divisiones hasta llegar a la Cuarta. Apenas le llevó un año para que Christian Bassedas (por entonces técnico), lo subiera a Primera División. El 10 de abril de 2016 ingresó en el triunfo sobre Rosario Central por 3-2. “Después fui titular contra Argentinos, otro en Copa Argentina, y entré con Banfield con (Walter) De Felippe”, comentó.

Y llegó Brown: “Tenía que conseguir club en junio. Cuando salió lo de Brown me pareció un buen club para tomar experiencia y rodaje que no tenía en Vélez”. De su actualidad reconoce que “no me ha tocado jugar mucho, pero haré el esfuerzo. Quiero tratar de hacer bien las cosas y muchos goles, que es lo que le gusta a un centrodelantero”.

Y claro, tener una nueva chance en Vélez.