Alumnos y docentes recorrieron los lugares históricos de Lomas

El Colegio Almafuerte estuvo en la Plaza Grigera, la Catedral Nuestra Señora de la Paz y otros edificios emblemáticos del centro de la ciudad. La jornada informativa estuvo a cargo de la Asociación Amigos del Arte y de la Cultura (Asaayc) y el Municipio.

La Asociación Amigos del Arte y de la Cultura (Asaayc) y el Municipio de Lomas realizaron la primera jornada informativa sobre los espacios públicos e instituciones emblemáticas del centro de la ciudad. El encuentro contó con la participación de 32 alumnos de 4º grado del Colegio Almafuerte. La recorrida por el denominado Paseo de la Cultura, el Pensamiento y de los Artistas comenzó en la Plaza Grigera, donde se hizo un repaso de los orígenes lomenses durante el siglo XIX. De aquella época rural, llena de vacas y hacendados que se dedicaban a la fruticultura, hubo dos habitantes destacados: el aguerrido gaucho Don Tomás Grigera -que se enfrentó a las Invasiones Inglesas- y su hijo Victorio, que en 1860 donó las chacras en las que hoy está la plaza mayor de Lomas. Antonio Novielli y Aníbal Manzi, integrantes de la Asaayc, fueron los guías que se encargaron de acompañar y relatar los sucesos a los alumnos y docentes. Manzi destacó que el monumento a José de San Martín emplazado en la Grigera mide 11 metros y muestra al Libertador saludando al pueblo con su sombrero de gala. La escultura fue diseñada por el vecino e ingeniero Ángel Ibarra García. Por su parte, Novielli remarcó que uno de los nombres del monolito que recuerda a los caídos en Malvinas es el de Ernesto del Monte, quien vivía en la calle Paso, entre Alvear y Carlos Croce, y falleció durante el impacto al crucero General Belgrano en la madrugada del 4 de marzo. Hacia Manuel Castro también está el busto del cronista gráfico José Luis Cabezas, uno de los símbolos de la libertad de prensa en nuestro país. Los chicos aprendieron que la primera docente de Lomas fue Catalina Rodríguez, que daba clases en la Escuela Nº1 cuyo primer edificio estaba en Pereyra Lucena y San Martín (hoy sobre Sáenz y Manuel Castro). En esos años, se enseñaba a los hombres en un establecimiento y a las mujeres en otro, que luego le transmitían los conocimientos a sus hijos. Carlos Croce, que tiene otra calle muy conocida en Lomas, también aportó mucho a la educación. Los guías catalogaron a Lomas como “la ciudad de los murales”, ya que posee casi 200 a cargo de los distintos artistas locales. Dentro del Paseo hay siete, en su mayoría situados sobre Sáenz y Riviera. La recorrida continuó por
Sáenz hasta la imponente Catedral, que tiene cuatro columnas con distintas ornamentaciones y estilos. “La Antigua Grecia era la encargada de diseñar las arquitecturas y después se fusionó con Roma para luego llegar hasta Occidente”, explicó Manzi, quien luego mostró el busto de Monseñor Schell esculpido por Gallardón, el mismo artista que hizo el monumento a los Bomberos sobre la esquina de Yrigoyen y Sáenz. Tras cruzar la avenida, los chicos llegaron hasta la Esquina de la Artes (Acevedo y Sáenz), bautizada así por la cantidad de murales que decoran al Instituto Sáenz, que fue la primera escuela privada de la ciudad inaugurada en 1901. e el actual Teatro de las Memorias (Sáenz 277), uno de los espacios con más historia de la ciudad. Allí funcionó la Casa del Pueblo fundada por el Partido Socialista (creado el 28 de junio de 1896 por un grupo encabezado por Juan B. Justo), el primer correo y la primera sede de la Biblioteca Popular Antonio Mentruyt, que es la segunda con más antigüedad del país y actualmente está ubicada sobre la calle Italia. Sobre Sáenz también está el Partido Comunista, otro sitio histórico. El último trayecto del paseo tuvo lugar en el Cafe Dalí, de Pellegrini y Sáenz, donde los chicos observaron el flamante mástil de la ciudad inaugurado a principios de agosto en el marco 107º Aniversario de la Declaración de Ciudad a Lomas de Zamora. El mástil lo donó el ex diputado nacional, Santos “Cacho” Smith, mientras que la bandera argentina fue un obsequio del vecino Gustavo Rimasa, titular del Colegio José Hernández. A modo de cierre, los chicos pasaron por el bajo nivel de La
madrid-Sáenz y se sacaron fotos frente al mural que pintó la artista Iris Sosa Saaman. “Fue algo muy emotivo y nos pone felices haber inaugurado una propuesta que venimos apostando hace mucho tiempo con el objetivo de enseñar a las nuevas generaciones cómo vivían las anteriores. En la vida cotidiana pasás muchas veces por los mismos lugares y no le das importancia a
las distintas cosas que lo componen”, expresó Novielli luego de la recorrida. “Los chicos estaban atentos, captaron toda la información y se los vio involucrados con la idea que busca que todos los vecinos aprendamos a querer y cuidar nuestra ciudad y nuestro patrimonio. Esto fue posible gracias a un trabajo mancomunado con el Municipio y ahora vamos a tratar de instalar esto como unacurrícula anual para sumar más escuelas”, agregó el guía. La jornada contó con la presencia de María Belén Mariño, integrante de la Subsecretaría de Educación local a cargo de Emanuel Pi Dote. Mientras que la presencia del Colegio Almafuerte se dio a través de la invitación de la Dirección de Enlace con la Educación Privada de la propia subsecretaria, a cargo de Andrea Pascual.“Los chicos estaban bastante entusiasmados con la recorrida y con conocer la historia de Lomas, que para ellos es algo nuevo. Si bien salen a pasear con sus papás por el centro, no ven todos estos detalles y edificios históricos. Fue algo muy interesante y nosotras también aprendimos cosas que no sabíamos”, señaló Mabel Rivero, una de las docentes del Colegio Almafuerte. ■

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co