Se trata de un joven de 24 años que cumplía prisión domiciliaria por otro hecho. Creen que le habría facilitado las llaves de su departamento a una banda para que cometiera una entradera. Como su participación no está probada en el caso, un juez lo excarceló.
La cuadra donde ocurrió la entradera sobre la calle Veracruz.

Un insólito hecho ocurrió en Lanús Oeste, donde una familia fue víctima de una entradera y como uno de los principales sospechoso quedó señalado un vecino. Pero no todo terminó ahí: al joven lo detuvieron y se dieron cuenta que debía cumplir prisión domiciliaria. Ahora, la Justicia lo volvió a enviar a su casa y sus vecinos decidieron mudarse por miedo.

El robo ocurrió hace algunas semanas en la zona de Villa los Industriales a la altura de las calles Veracruz y Noya pero se conoció recién hoy. Los delincuentes habrían entrado a la vivienda saltando la medianera del garage de un departamento que está a la vuelta y se llevaron teléfonos celulares, tablets, dos cámaras de foto, una notebook y dinero.

Leé también:  Una ciudad más vigilada: Lanús suma cámaras para combatir la inseguridad

Mientras los ladrones entraron a la casa, el hijo menor de la familia estaba jugando en red con unos amigos y les advirtió de lo que estaba sucediendo. Uno de ellos era hijo de un amigo del Jefe de Gabinete, Diego Kravetz, quien al enterarse de esto alertó a la Policía.

Cuando los patrulleros llegaron al lugar, los delincuentes ya se habían escapado.

"Si bien no se los pudo atrapar en el momento, la rápida investigación de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 3 dio con el principal sospechoso el cual fue allanado y detenido por la policía”, relató Kravetz.

 

La carátula del causa penal fue consignada como "robo agravado por el empleo de arma de fuego" y el detenido fue trasladado a la comisaría 1° de Lanús. Sin embargo, el caso tuvo un giro inesperado: el detenido resultó ser vecino de la familia, un joven de 24 años, que ya estaba cumpliendo prisión domiciliaria por otro hecho delictivo.

Leé también:  Intentó evitar que entraran a robar a su casa y le pegaron un escopetazo en la cara: murió en el acto

Según sospechan los investigadores, este joven habría ofrecido la llave del edificio donde vive a uno de los integrantes de la banda para que robe en una casa lindera. El fiscal Jorge Grieco ordenó su detención por haber facilitado el asalto y por hacer inteligencia.

Pero el juez que interviene en la causa argumentó que no había pruebas suficientes para probar que el joven había sido el facilitador del asalto y lo liberó.

A partir de esta noticia, la familia damnificada se mudó del barrio provisoriamente a la Ciudad de Buenos Aires por miedo a que se repita la situación.

“Este tipo de sentencia no es culpa de este juez en particular, sino del criterio que ha sentado la Cámara de Casación en materia de prisiones domiciliarias, lo que ha provocado y provoca, una liberación masiva de delincuentes”, advirtió Kravetz

El Municipio inició gestiones con la fiscalía que se ocupa de la causa para revertir la prisión domiciliaria del detenido.