Mauro Mastromarini y el sueño de llegar a la UFC

Desde Centenario. El peleador lomense de 22 años es el N°1 de las artes marciales mixtas en Argentina y está entre los nueve mejores de Latinoamérica. 

Desde Centenario y entrenando nueve horas por día, un lomense escribe paso a paso una historia de sueños grandes y puños apretados.

Mauro Mastromarini es, por estos días, el N°1 del país en las artes marciales mixtas en la categoría gallo. También está entre los nueve mejores de todo Latinoamérica (y supo estar quinto) dando ventaja porque no pudo competir tan seguido a raíz de la segunda ola de Covid. Con condiciones y números que lo avalan, su objetivo es llegar a lo más grande del MMA mundial.

El joven de 22 años e integrante del equipo de deportistas de Alto Rendimiento del Municipio comenzó en el deporte en 2017. "Siempre me gustaron las peleas, desde chico. Mi sueño era ser profesional. Había hecho algo de kick boxing, pero quería aprender Vale Todo. Llegué al Team Fénix y en menos de un mes surgió una posibilidad de pelear y me subí al ring. Gané y a partir de ahí arranqué el entrenamiento de MMA", contó.

Con cuatro combates amateur en su haber, empezó a pelear semiprofesional hasta iniciar el camino profesional definitivo en donde acumuló 10 triunfos en 11 presentaciones. "En Argentina ya le peleé a todos y estoy viendo para salir afuera. Inclusive, el año pasado hice un Súper 4 de MMA donde el que ganaba iba a firmar contrato a Las Vegas, gané la primera pelea y la segunda no se pudo hacer por tema Covid y quedó ahí", relató Mastromarini.

El objetivo es llegar al Ultimate Fighting Championship (UFC), la mayor empresa de artes marciales mixtas en el mundo. "Tengo claro que es una carrera sacrificada y que ser el N°1 de Argentina no alcanza. Pero yo apunto arriba. Nunca dije 'voy a probar, a ver qué tal me va'. No, yo tengo las condiciones y quiero ir por todo. Es un sueño que lo voy a cumplir", afirmó el apodado "Dinamita".

Su última presentación tuvo la explosión que pide la firma con una sumisión en el primer round, pero la continuidad y la ayuda de sponsors y manager serán lo que termine de dictaminar su suerte en el Norte. "Necesitamos apoyo externo para llegar a Estados Unidos. Allá es la cúspide de este deporte y lo tengo claro. Mientras tanto hay que seguir peleando y ganando reconocimiento para poder darle forma a ese sueño que uno tiene", concluyó.

Temas Relacionados
+ Talento en Acción
ÚLTIMAS NOTICIAS