El hecho ocurrió en las últimas horas de ayer en Quilmes y los vecinos del barrio atacaron e incendiaron la casa del agresor, identificado por la policía como Alexis Sotelo, quien huyó del lugar y aún permanece prófugo.

qilmes. mato vecino
Una pelea entre vecinos terminó en tragedia luego de que uno de ellos le dispara contra una escopeta al otro, quitándole la vida en el instante.

El hecho ocurrió en las últimas horas de ayer en Quilmes y los vecinos del barrio atacaron e incendiaron la casa del agresor, identificado por la policía como Alexis Sotelo, quien huyó del lugar y aún permanece prófugo.

Pamela, la esposa Maximiliano López (32), el hombre asesinado, aseguró hoy a la prensa que todo comenzó ayer por la noche cuando se hallaban en la puerta de su casa, en la manzana 4 del barrio Novak, en Quilmes, en el sur del conurbano bonaerense.

"Estábamos compartiendo un domingo en familia, con mis hijos de 2, 4 y 9 años, mis cuñados, mis sobrinos...como lo hacíamos todos los fines de semana, sentados en la puerta de mi casa tomando mates. En eso apareció este hombre y le dijo a mi marido: `A vos te estaba buscando porque me mirás mal`", relató la mujer.

En medio de las amenazas, el agresor le dijo a todos los que estaban presentes que tenía "una bala para cada uno" y, luego de una fuerte discusión, le disparó a López en el torso, lo que le provocó la muerte casi en el acto.

"No le dio tiempo a nada. Mi esposo le dijo que dejara el arma, que se fuera a su casa y que si se quería pelear que dejara el arma y fuera a las piñas. Pero de golpe le disparó y lo mató", dijo Pamela, la esposa del hombre fallecido.

López fue asistido por sus familiares, que lo trasladaron a un hospital de la zona, aunque los médicos constataron que el hombre ya estaba fallecido.

Fuentes policiales explicaron a Télam luego que familiares de López y vecinos de la zona provocaron destrozos luego en la casa del agresor.

Pamela explicó que "los vecinos se juntaron frente a mi casa y decidieron ir a la casa de Sotelo porque están cansados de tanta violencia. Lamentablemente tuvo que haber una víctima...".

"Este hombre ya tenía muchas denuncias por agresiones a vecinos. Los vecinos le quemaron la casa para que Sotelo no vuelva a pisar el barrio. Yo anoche me la cruce a la mamá y me dijo `perdón, yo no tengo la culpa`", dijo.

Por otra parte, la mujer contó que meses atrás el mismo agresor había apuñalado a un vecino y que por ese hecho estuvo preso unos días, "pero luego salió de prisión y volvió al barrio".

En tanto, la policía buscaba esta mañana al agresor y realizó varios allanamientos en distintas viviendas de familiares suyos, entre ellas en la de su padre, que también vive en la zona, aunque por el momento los resultados fueron negativos.

El hecho es investigado por personal de la Jefatura Distrital Quilmes.