Santiago Baimler tiene 11 años y redactó una carta para Navidad que conmovió a su familia y vecinos. “Estamos complicados para que yo tenga una Navidad feliz”, subrayó el nene.
La carta de puño y letra escrita por Santiago y que Wil Reboredo envió a La Unión.
La carta de puño y letra escrita por Santiago y que Wil Reboredo envió a La Unión.

Santiago Baimler cuenta que vive en Llavallol, frente al Hospital vecinal y que tiene apenas 11 años. Con la llegada de la Navidad le escribió una carta a Papá Noel. Pero en ella no incluyó los juguetes que quisiera recibir un chico de su edad, sino que le imploró por trabajo para su papá y su mamá, lo que conmovió a vecinos y familiares.

“Querido Papá Noel: Mis papas y yo estamos muy complicados para que yo tenga una navidad felíz. A mi papá le sacaron el trabajo y mi mamá es profe de inglés particular, pero nunca le pagan lo que deben y nos cuesta mucho pagar mi colegio, la luz, el gaz, direct tv y mis papas pelean”, escribió textual Santiago Baimler en una carta de puño y letra que su mamá, Wilma Reboredo, le envió al Diario La Unión a través de la red social Facebook.

Leé también:  En un año se perdieron casi 77 mil puestos de trabajo en el comercio

“Lo único que te pido por favor te pido es que nos ayudes a mí, mi mamá y papá con que papá consiga trabajo, mamá con que le paguen los que deben pagar”, prosiguió el nene y agregó: “No te pido un regalo, sino una ayuda para nosotros. Feliz Navidad”.

En su cuenta de Facebook, Wil Reboredo comparte una foto en la puerta de la casa donde da clases de inglés.
En su cuenta de Facebook, Wil Reboredo comparte una foto en la puerta de la casa donde da clases de inglés.

El final de la carta también enternece, porque firma con su nombre completo y le deja a Papá Noel los datos de su casa para que pueda ubicarlo y alcanzarle así el presente tan deseado.

“Santiago Baimler, 11 años. Vivo en llavallol en la puerta de ambulancia. En el hospital Llavallol. Mi casa tiene un cartel de inglés”, describe la entrada a su hogar, sobre Gibson al 400, donde se puede leer en letra grande: “Inglés, todos los niveles. Cursos anuales. Aaci, Cambridge, Conversación/Inglés de Negocios. Apoyo Escolar. Y un celular de contacto para los interesados en tomar clases: 1565697095”.

"Estaba dando clases de inglés y se me acercó con la carta. Le dije que después la mirábamos, pensando que había puesto juguetes, lo lógico para un chico de su edad. Pero después la leí y me dio mucha tristeza. Fui y lo abracé", cuenta Wilma Reboredo, la mamá de Santi.

Leé también:  Fernández y Alfonsín coincidieron en "la necesidad del esfuerzo conjunto para salir de la crisis"

"Mi esposo se quedó sin trabajo en septiembre. Los empleadores le dijeron que tenían que pagar un alquiler muy alto y que necesitaban ajustar. Esta realidad que vivimos es la misma que la de muchas familias. Santi se da cuenta, ve que no llegamos a fin de mes, percibe el estrés que vivimos y ya sabe que está yendo a un colegio al que no vamos a poder seguir mandándolo", agrega Wilma, y revela que a Santi también le está costando avanzar en el cole, porque "está preocupado" por la situación en su casa.

Tal como cuenta Santiago en su carta, Wilma es profesora de inglés, pero muchos de sus alumnos no le pagan por su trabajo. "Hay una gran cantidad que no puede pagar, porque está como nosotros. Y otra parte se tira a chanta", confía Wilma.