Tres delincuentes fueron detenidos en el partido bonaerense de Avellaneda luego de llevarse cautivo a un cobrador de una empresa de productos lácteos para robarle dinero y enfrentarse a tiros con policías a lo largo de varias cuadras, informaron fuentes policiales y judiciales.

policia-archivo

Según la policía, uno de los aprehendidos gozaba de prisión domiciliaria y está imputado por haber integrado la banda que asaltó una concesionaria de autos en 2009 y aportado los autos a quienes cometieron en 2010 el asalto a un camión blindado en Escobar, donde asesinaron a dos policías.

El jefe de la Policía Departamental Lanús, comisario Fabián Perroni, relató a Télam que el hecho se inició a las 12.30 en el centro de Avellaneda, cuando el cobrador de la empresa La Serenísima, que iba efectuando a pie su trabajo y llevaba una bolsa con dinero, fue abordado por tres delincuentes y privado de la libertad.

Los ladrones, uno de los cuales tenía un chaleco similar al que usa la Policía Bonaerense pero vestía de civil, subieron al hombre a un vehículo Fiat Punto que luego se determinó que había sido robado días antes en Lanús.

"Esa situación es advertida por un móvil de cuadrícula de la comisaría de Avellaneda que estaba en el lugar, da rápidamente aviso a otros móviles para que vengan en apoyo y se inicia una persecución", relató Perroni.

Los asaltantes empezaron a ser perseguidos por tres patrulleros, por lo que comenzaron a disparar contra los móviles, pero en el trayecto liberaron al cobrador, que resultó ileso.

"En esa situación, el personal policial es agredido violentamente con disparos de armas de fuego que impactan sobre los móviles, ahí es repelida la agresión y en Humberto I y México (de Gerli) pueden aprehender a las tres personas, dos dentro del vehículo y uno que se estaba dando a la fuga", explicó el jefe departamental.

Perroni dijo que los delincuentes opusieron mucha resistencia para ser detenidos porque cuando los móviles querían interceptar el vehículo en el que se movilizaban, los embestían para poder  continuar con la huída.

Tras las detenciones, se secuestraron una pistola 9 milímetros y un revólver, en tanto que se determinó que todos los delincuentes tienen antecedentes penales por delitos similares, son oriundos de Avellaneda y La Matanza, y uno de ellos estaba cumpliendo prisión domicliaria.

"Según los antecedentes que estamos chequeando, uno de ellos habría participado del intento de robo al blindado de la Panamericana donde murieron dos policías", aseguró el jefe policial.

Perroni destacó el hecho de que ni el rehén, ni los policías ni los vecinos resultaran heridos, ya que a esa hora del mediodía había gran cantidad de gente caminando en la zona céntrica de Avellaneda.

En cambio, tres de los patrulleros que persiguieron a los ladrones y el Fiat Punto quedaron baleados.