Las estimaciones surgen de un informe de Confederaciones Rurales Argentinas que da cuenta del impacto del agua en los cultivos de soja, maíz, girasol, algodón y arroz.
Cientos de miles de hectáreas quedaron bajo el agua.

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) afirmó este martes que las lluvias en el norte del país provocaron pérdidas que por el momento llegan a los U$S 2.300 millones en cultivos de soja, maíz y girasol, e incluso en los campos de arroz y al algodón.

“Solo por estos tres cultivos: soja, maíz y girasol entre pérdidas de volumen cosechado, áreas fuera de campaña por anegamientos, cierre de ventanas de siembra, y el esperable efecto por descuentos de calidad a la hora de la comercialización; se estiman perdidas millonarias”, afirmó CRA.

Leé también:  Barrio Obrero: construirán la red de desagües para evitar inundaciones

“Estos cultivos no son los únicos”, según puntualizó la entidad que afirmó “los tradicionales como el algodón y el arroz también suman a la hora de contabilizar las pérdidas”.

En el caso del algodón, precisó que “el anegamiento de los lotes provoco la pérdida de algo más de 7.000 hectáreas, que implica unos U$S 7 millones a adicionar a la cuenta de pérdida”.

Para el arroz, destacó que “la pérdida se concentra en la provincia de Corrientes, los lotes que estaban en floración se perdieron, en tanto los que no empezaron a espigar tiene una chance”.

Indicó que “el efecto en lo económico no sólo vendrá por la merma de rendimiento sino también por los descuentos por manchado”, y estimó que “con 4.000 hectáreas perdidas hablamos ya de US$ 6 millones de los productores que se ahogan por efecto del clima”.

Leé también:  Graves inundaciones en Chaco

“No sólo estas inundaciones afectan al productor agropecuario. Afecta a todos los pueblos y ciudades de la región afectada. Está en peligro la cadena de pagos y la supervivencia de los pueblos del interior”, concluyó CRA.