La Unión | historias lomenses

Benjamín mejora sus condiciones de vida gracias a la solidaridad

Feliz. Después de recibir la silla postural, la abuela del nene con parálisis cerebral agradeció la donación de una cama ortopédica y un colchón especial. 

Las condiciones edilicias son fundamentales para un paciente con algún tipo de discapacidad. Por eso, Adriana la abuela de Benjamín Vega, el nene con parálisis cerebral de Llavallol agradeció a todas las personas que pusieron su granito de arena para hacer posible el presente de su nieto.

La historia de Benja se viralizó cuando su familia lanzó una campaña para poder comprar una silla postural. En poco tiempo lograron el objetivo de juntar la suma de $400 mil y desde el mes pasado el nene de nueve años puede usar esa herramienta fundamental para poder trasladarse.

Pero la ayuda solidaria no concluyó en la junta del dinero, muchas personas se comunicaron con la abuela de Benja para poder colaborar con donaciones.

"Queremos agradecer a las personas que se comunicaron conmigo para ayudar a Benja. Desde diferentes lugares recibimos colaboración. Fue difícil que llegaran a casa por todo esto de la pandemia, pero finalmente mi nieto está feliz con su habitación renovada", detalló la abuela que se encarga al 100% de Benja.

Actualmente, Benja descansa en el lugar que se merece como asegura la familia. "Nos donaron una cama ortopédica, el colchón anti escaras, materiales para la refacción, medicamentos y hasta pintura", contó Adriana.

Además de la silla postural, el nene puede estar cómodo en su propia casa, con todo lo que necesita ya que es muy costoso el acceso a ese tipo de artículos especiales.

"Hasta las cortinas y el acolchado nos han donado. La cama ortopedia la donó una señora del Barrio porteño de La Boca y el colchón llegó desde San Martín", especificó Adriana.

CÓMO SIGUE LA SALUD DE BENJAMÍN

Tras la operación de cadera, Benja necesita cumplir con sus sesiones de fisioterapia y kinesiología. "Tiene que ir al médico para los controles y que verifiquen la evolución de su última intervención quirúrgica", señaló la abuela.

Algunas de las sesiones las hace en la casa y otras debe trasladarse a una clínica, pero es fundamental que siga con el tratamiento requerido.

"Benja tiene un problema neurológico y es por eso que debe ser controlado contantemente. A veces cuesta el día a día, pero siempre haré todo para que mi nieto mejore su calidad de vida", finalizó Adriana.

Temas Relacionados