La Unión | historias lomenses

Es del grupo de riesgo, pero no deja de ayudar

Solidaria. La vecina de Santa Marta, Teresa Nazer tuvo que cerrar su merendero por la pandemia, comenzar a cuidarse al máximo porque es asmática, pero sigue colaborando.

Ni la pandemia pudo parar las ganas de ayudar de María Teresa Nazer, la vecina del Barrio Santa Marta de Lomas que creó el Comedor Comunitario Ale y Darío hace casi 20 años y que a pesar de pertenecer al grupo de riesgo se las ingenió para entregar donaciones a las familias.

"Me estoy cuidando porque tengo asma crónica y mis hijos tienen miedo que me contagie y tengan que internarme, así que colaboro con lo que puedo, voy puerta a puerta con todos los cuidados o me encargo de avisar a las mamás del barrio cuando recibo mercadería", explicó la mujer solidaria que siempre soñó con instalar ese comedor en el barrio.

En Neuquén 13, Santa Marta está la institución social que es un verdadero emblema del barrio ya que todos los años instalan piletas en la cuadra para que los chicos puedan jugar con el agua en cada verano, pero este enero eso no ha sido posible ya que deben respetar el distanciamiento social.

"Hay muchas actividades que ya no se pueden hacer. Me angustió mucho no poder festejar por octava vez consecutiva la Navidad y el Año Nuevo en la puerta del comedor con los vecinos porque hay que cuidarse", contó Teresa que cada año se encarga de buscar donaciones para compartir el almuerzo de las fiestas junto a las familias del barrio.

A pesar que hay muchos que siguen ayudando a Teresa y a su comedor, la necesidad está presente en cada casa del barrio y por eso ella y su marido José no bajan los brazos y se hacen presente como pueden y cuando pueden.

"El Municipio de Lomas me ayuda todos los meses con bolsas de mercadería, también colabora la Fundación Sendero y la empresa Orali nos donó cajas de ravioles que ya fueron entregadas", destacó Teresa orgullosa de continuar con su labor social a pesar de las circunstancias.

Ropa, juguetes, alimentos y todo lo que le donen, Teresa se encarga de entregarlo. "Algunas veces vamos con mi marido puerta a puerta, en el auto para mantener el distanciamiento social y repartimos las donaciones. Las familias me sacan fotos y me agradecen por llegar hasta allí", resaltó.

Para colaborar con el Comedor Ale y Darío hay que comunicarse a través de un mensaje privado en https://www.facebook.com/mariateresa.nazer.5 o presentarse en la institución.

+ historias lomenses
ÚLTIMAS NOTICIAS