Agustín Sosa: "Estoy ilusionado y con mucha ambición"

Un gran paso. El defensor, críado en Temperley,  fue presentado con todo en Don Benito de España y vive con "felicidad" esta experiencia, ilusionado en seguir creciendo. 

Sosa fue a préstamo por un año con opción de compra

Crédito: Prensa Don Benito

Sosa fue a préstamo por un año con opción de compra.

El sacrificio y no bajar nunca los brazos marcaron el camino de Agustín Sosa en el mundo del fútbol. No se cayó cuando no jugaba en sexta división de Temperley, tampoco cuando se fue a préstamo a Talleres de Escalada, y hoy disfruta de su recompensa. Y es que después de años de lucharla, afronta una gran oportunidad, de esas con las que sueñan todos los quieren ser futbolistas, en el club Don Benito de la segunda división de España y lo quiere aprovechar. 

Con 20 años y muchos sueños por delante, el defensor armó las valijas hace poco más de una semana e inició su excursión por el Viejo Continente, donde buscará afianzarse y desarrollar su carrera profesional mirando de reojo las ligas más importantes del mundo.

"Esto significa un gran salto, algo grandioso, y lo quiero aprovechar. Es una prueba muy linda que me puso Dios en el camino, sabiendo que si estoy acá es porque tengo condiciones y por eso lo voy a dar todo. Estoy con mucha ilusión, mucha ambición, y lo dejaré todo porque mi deseo es jugar acá el mayor tiempo posible", remarca, con ideas claras, este joven que sabe de esfuerzo y lo que es el trabajo, que ha hecho ollas populares en medio de la pandemia del Coronavirus y realizó, junto a su hermano Franco (futbolista de la primera de Temperley) y su papá, varias obras en su casa.

El esfuerzo y el sacrificio lo marcaron a fuego. Y con ese mismo tesón que le puso para construirse su propia habitación y armarle la casa a su hermana, desarrolló su carrera como futbolista, sobreponiéndose a los duros momentos y cumpliendo sus objetivos.

De chico no la pasé bien, hasta he querido dejar de jugar en sexta división, pero gracias a la fuerza que me dio Dios me entrené el doble, él quiso que yo sea jugador de fútbol y le agradezco por darme esa fuerza

"De chico no la pasé bien, hasta he querido dejar de jugar en sexta división, pero gracias a la fuerza que me dio Dios me entrené el doble, él quiso que yo sea jugador de fútbol y le agradezco por darme esa fuerza, como así también a toda mi familia por apoyarme siempre para seguir adelante", recuerda hoy, instalado en Don Benito, provincia de Badajoz, sobre aquellos años en la cantera del Celeste, donde revirtió su situación y logró el objetivo de jugar en la Superliga.

Todo eso tuvo su premio y hoy disfruta de una gran oportunidad en España, más específicamente en el club Don Benito, donde fue recibido con bombos y platillos y tuvo esas presentaciones características del fútbol europeo. 

"Que me reciban así es algo que no me olvidaré nunca, fue algo realmente muy lindo, y estoy contento", destaca Sosa, que el domingo ya tuvo su primer partido y ya suma una semana de entrenamientos con sus compañeros.

"Los primeros días son duros en lo personal, pero eso te hace crecer como persona. Los compañeros, gracias a Dios, son 10 puntos y me recibieron de la mejor manera, como así también el técnico y los dirigentes. La verdad que estoy súper agradecido en estar acá. Además es un club familiar y eso me encanta", concluyó el joven defensor, que nunca bajó los brazos y hoy quiere triunfar en el Viejo Continente.

+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS