Los Andes, de festejo: el estadio Gallardón cumple 80 años

Este lunes. El 28 de septiembre de 1940, el Milrayitas inauguraba su cancha ubicada en Santa Fe 151y concretaba un gran sueño. Fue clave para su crecimiento.

El estadio tiene hoy capacidad para 38000 espectadores

El estadio tiene hoy capacidad para 38.000 espectadores.

El 28 de septiembre no es una fecha más en la vida de Los Andes. Este día, pero de 1940, se cristalizaba un gran sueño, el paso más importante que había dado desde su fundación en 1917 y que marcaba su constante crecimiento: la inauguración de su estadio, llamado Eduardo Gallardón desde 1980, en homenaje a uno de sus fundadores.

Desde ese día a la fecha, por ese terreno ubicado en la avenida Santa Fe entre las calles Sáenz y Portela, de Lomas Oeste, transcurrió gran parte de su historia, plagada de acontecimientos imborrables, entre lo que se puede marcar los festejos con más de 30.000 personas por el último ascenso a Primera División y la fiesta del Centenario, que contó con una cantidad similar de hinchas. Por todo esto, y mucho más, es motivo de celebración.

Hace justamente 80 años, Los Andes cumplía su gran sueño e inauguraba de manera formal su propio estadio, un lugar en donde echaría raíces y forjaría su historia, gracias a un préstamo del Banco Avellaneda y a la importante colaboración de varios de sus socios, que hicieron posible el anhelo. 

Y entre algunos hinchas y dirigentes que le dieron forma a ese gran sueño se encontraban Emilio Righi (presidente del club de ese entonces), Francisco Márquez, José Cortina, Américo Palamara, los hermanos Agosti, Ángel Gennari, Horacio Palacios, Carlos Rivas, Ramón Larronde y Juan De Grazia. 

Los Andes abonó $35.000 para comprar el terreno donde se construyó el estadio. Fueron $15.000 al contado y lo restante en cuotas semestrales de de $2.000 por cinco años.

El debut -según cuenta el periodista Pablo Varela en su libro "100 años del Club Atlético Los Andes"- fue ante Temperley, el histórico rival, con un resultado que le ponía el moño a una jornada histórica: triunfo por 2-1 con goles de Deandreis y Furnó por la fecha 18 del torneo de Segunda de Ascenso (Pérez había marcado el 1-0 parcial para el Gasolero). Ese día, el Milrayitas formó con Spinelli; Frers y Beghé; Méndez, Arista y Solari; Furnó, Vázquez, De Andreis, Velaz y Zatelli.

PASOS PREVIOS

Luego de que el club consiguió el ascenso a la segunda categoría en 1938, la dirigencia de ese momento se puso en campaña para comprar un terreno para construir su estadio luego de 24 años alquilando cancha, la última en Laprida al 1200, donde hoy se encuentra la Plaza Libertad.

El primer paso, de acuerdo a la información brindada por el libro "100 años del Club Atlético Los Andes", se dio el 27 de enero de 1939 cuando se firmó el boleto de compra - venta del terreno ubicado en Boedo 1500, pero la concreción final se dio el 28 de junio del mismo año con la realización de la escritura y a partir de ahí, el sueño comenzó a transformarse en realidad.

El primer partido oficial en el Gallardón fue con triunfo por 2-1 ante Temperley por la fecha 18 del torneo de Segunda de Ascenso. El estadio tenía 15 escalones y tenía capacidad para 5.000 espectadores.   

La adquisición de este terreno de 36.000 metros cuadrados (aproximadamente tres cuadras y media), donde se realizaba caza de liebres y perdices, le costó a la institución $35.000 de la época, que se abonó de la siguiente manera: 15.000 al contado y los 20.000 restantes se pagaron en un plazo de cinco años, con cuotas semestrales de $2.000. 

SUEÑO CUMPLIDO

A partir de ese momento, con una inversión de $129.500, Los Andes inició la obra de su estadio, que al día de su inauguración contaba con una tribuna de cemento -algo muy moderno para la época- con 15 escalones, que medía 146 metros y albergaba a 5.000 espectadores. Justamente, el día del primer partido oficial la recaudación fue de $1.196.

Luego, con el paso años de los años y entonado por los buenos resultados deportivos, Los Andes le dio a lo que hoy es el estadio Eduardo Gallardón. En 1960, luego del primer ascenso a Primera División, comenzó la construcción de lo que es hoy la imponente tribuna lateral Horacio Palacios y en la última década del siglo pasado modernizó la platea principal y colocó la iluminación artificial. Y en el 2000, tras el último ascenso a Primera, se construyeron los nuevos vestuarios, el nuevo sistema de drenaje del campo de juego, la sala de prensa y se amplió -y modernizó- las cabinas de transmisión. En 2007, en tanto, se construyó la tribuna cabecera, hoy llamada Centenario. Hoy, su capacidad es para 38.000 espectadores.

Temas Relacionados
+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS