La Unión | DEPORTES

Con Vico al frente del grupo, Brown trabajó en el Lorenzo Arandilla

vuelta al trabajo. El plantel entrenó este sábado por la tarde con la presencia del entrenador, que tomó todos los recaudos. En la semana podrían llegar los últimos dos refuerzos.

El DT Pablo Vico supervisando el trabajo físico de sus dirigidos

Crédito: Prensa Brown

El DT Pablo Vico supervisando el trabajo físico de sus dirigidos.

El plantel de Brown de Adrogué cumplió este sábado en horas de la tarde una nueva práctica presencial, la última de la semana, para volver a reencontrarse el próximo lunes en el estadio Lorenzo Arandilla.

Los dirigidos por Pablo Vico cumplieron con el 12º entrenamiento desde que se habilitó la vuelta a los trabajos para la Primera Nacional. El grupo comenzó a entrenar el 4 de septiembre, pero ese mismo día recibió los estudios de PCR que daban cuenta de cuatro positivos de Covid-19 y canceló las tareas hasta el martes 8 pasado, una vez que se aisló a los infectados y se obtuvieran pruebas de otras 17 personas más, que dieron negativo.

Los trabajos se vienen desarrollando bajo estrictas medidas de seguridad e higiene y quiénes más están en contacto con los jugadores son los dos principales preparadores físicos del plantel: Agustín Galeota e Ignacio Bogado, que a su vez están en permanente contacto con el entrenador Pablo Vico y su ayudante de campo Eduardo Scalenghe. Con esos mismos resguardos que toma el plantel, el DT de a poco se va metiendo en el ruedo, también cuidando su salud a rajatabla por ser "paciente de riesgo".

Dentro de un mercado de pases muy atípico y sin figuras rutilantes, el club pudo traer 15 refuerzos de distintas categorías del fútbol argentino.

De acuerdo a las informaciones que lleguen desde AFA, que deberán oficializar el Gobierno nacional y el Ministerio de Salud en relación a la fecha de retorno de la competición, Pablo Vico tendrá un mejor panorama de cómo llevar adelante un trabajo táctico con pelota y si puede o no realizar fútbol reducido, algo que por ahora está fuera de agenda.

Dentro de un mercado de pases muy atípico y sin figuras rutilantes, el club pudo traer 15 refuerzos de distintas categorías del fútbol argentino. Y en la libreta del entrenador hay dos puestos más a cubrir: volante externo y delantero de jerarquía. Llegaron cuatro jugadores para la ofensiva: Joel Martínez (Lanús), Mateo Acosta (Guillermo Brown de Puerto Madryn), Facundo Bruera (Quilmes) y Germán Águila (Victoriano Arenas). Y se fueron seis: Gastón Grecco (se retiró a mitad de temporada), Felipe Cadenazzi (Alvarado de Mar del Plata), Tomás Molina (Ferro), Matías Linas, Mauricio Carrasco y Cristian Amarilla, que firmó en enero y en junio rescindió su contrato.

Pero falta el nombre que le de ese "salto de calidad" que le permita al equipo soñar con llegar bien alto en busca de los ascensos. ¿Ese "9" arribará desde la Liga Profesional? Por lo pronto, se mantiene un total hermetismo. Pero según dijo el DT, si se da ese delantero, se podrá pelear por uno de los ascensos. A esperar las próximas horas.

+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS