Sandro, un romántico con un ADN rockero 

un grande. El Gitano comenzó emulando a Elvis Presley y nunca perdió amor por el rock & roll a pesar de haberse convertido en un notable baladista. 

"Yo me nutrí con el rock. Gracias al rock dejé las calles, las navajas y las cadenas, y agarré una guitarra. Dejé la campera de cuero y las pandillas. El rock me salvó", dijo Sandro sobre como este estilo musical fue clave en su vida.

Este artista, nacido como Roberto Sánchez y criado en una familia de clase trabajadora en Valentín Alsina, nacía el 19 de agosto de 1945, hace 77 años. 

También te puede interesar:

El rock en la vida de este artista llegó en su más tierna edad. Sandro quedó obnubilado, como muchos jóvenes de su tiempo, con la figura de Elvis Presley, a quien comenzó a imitar en los '50, mientras estaba en la Primaria.

Según da cuenta la leyenda, su debut fue el Día de la Independencia Argentina, el 9 de julio de 1957, en el acto de su escuela, cuando su maestra de 6º grado lo invitó a realizar su conocida imitación de Elvis. El futuro ídolo tenía que simplemente tenía que hacer una fonomímica, pero hubo un imprevisto técnico con la reproducción del disco y completó el resto del tema cantándolo a capela, llevándose su primera ovación.

En los años siguientes, el "Gitano" formó diversos grupos, como Los Caniches de Oklahoma, hasta que a principios de los '60 capitaneó a Los de Fuego, con los que alcanzó la popularidad como un exponente local del "Rey del Rock and Roll", aunque Sandro fue mucho más que eso y tuvo su propia impronta.

Sandro, desde su voz, su ropa de cuero y su desenfreno en escena, fue una versión más poderosa y sexual del rock de salón de otros exponentes locales, que mostraban una personalidad más políticamente correcta y sin escandalosos movimientos de pelvis.

Ya en segunda mitad de los '60 Sandro colgó en el ropero a su campera de cuero para comenzar a lucir un elegante smoking. El cambio de vestuario fue en paralelo a un nuevo estilo en su carrera, ligado la canción romántica, donde también mostró su talento como compositor.

Este viraje lo proyectó a nivel internacional y a aumentar notoriamente su público. También lo llevó a protagonizar 15 películas, llegando a dirigir algunas de ellas, que eran una buena excusa para promocionar sus canciones.

Reconocido por su pares

De todos modos, el gen rockero del artista que supo ser un vecino de Banfield nunca se fue del todo y en todas sus presentaciones en vivo despuntaba el vicio con un buen rock & roll.

Reconocido por grandes del rock argentino, León Gieco fue el primero que tuvo el honor de grabar un tema a dúo con el Gitano. "Grabamos en 15 minutos y nos quedamos charlando hasta la madrugada", recordó el santafesino sobre la grabación de "Mi amigo".

Además, registró una versión en castellano de "Rompan todo", de Los Shakers, junto a Charly García y Pedro Aznar para el disco "Tango 4", y también dejó para la posteridad el tema "Bailando en las veredas", en un dúo con Raúl Porcheto.

Incluso, en su programa televisivo "Querido Sandro", compartió un par de temas con Pappo, en tiempos en los que el guitarrista estaba al frente de Riff. También se animó a rockear con Jairo en "Pulsera de oro macizo".

Otro reconocimiento se produjo en 1999 cuando se editó "Tributo a Sandro, un disco de rock", con un puñado de sus clásicos versionados por Divididos, Los Fabulosos Cadillacs, Caballeros de la Quema, Attaque 77, León Gieco, Érica García y Virus, entre otros artistas.

Sandro editó más de 50 discos, al margen de las recopilaciones y lanzamientos especiales en otros países, y en todos se ellos se puede rastrear y encontrar algo de su ADN rockero

Temas Relacionados
Ver más: