La Unión | historias lomenses

Marcelo Rey, el obstetra de las trigemelas, contó detalles del proceso de gestación y del parto

salud. El médico que atendió durante todo el embarazo y la cesárea a Vanina, la mamá de Victoria, Julieta y Delfina que nacieron el sábado, aseguró que fue especial desde el día 1, pero que todo salió muy bien. "Cuando hay una programación ordenada y un equipo médico que respalda, se obtienen buenos resultados", dijo.

el obstetra Marcelo rey de espaldas durante la cesaacuterea

el obstetra, Marcelo rey, de espaldas durante la cesárea.

Marcelo Rey es el médico obstetra que estuvo pendiente durante todo el embarazo de las trigemelas Victoria, Julieta y Delfina, que nacieron el sábado por cesárea programada y contó detalles de los últimos días del embarazo y lo que sucedió en el parto.

El doctor Rey atendió a la mamá de las trigemelas, Vanina Catalá Ortmann, y a su marido, Leonel Chainski, desde el día uno en el Grupo Médico Progenie, ubicado en la calle Pereyra Lucena, en Lomas.

"Fue un embarazo con características especiales porque se dio de forma natural y eso es lo que lo hace infrecuente. Las nenas estaban en una sola placenta y tres bolsas", explicó el médico que además confesó que en sus años de carrera, sólo había tenido un caso de este tipo cuando comenzaba su carrera.

Durante todo el proceso de gestación -los controles y todo lo referido al estado de salud de las trigemelas-, Vanina se atendió en Lomas hasta que tuvo que internarse y pasó a la Clina IMA de Adrogué.

"Cuando hay una programación ordenada y un equipo médico que respalda, se obtienen buenos resultados", aseguró el obstetra sobre la cooperación que hubo, sobre todo, en el último período del embarazo.

"Queríamos que Vanina llegara a la semana 34, pero no se pudo (el parto fue en la 32) porque presentó algunas complicaciones típicas de este tipo de embarazo. Comenzó con un cuadro de hipertensión y episodios de contracciones por lo que se tuvo que preparar a la paciente para la cesárea programada", dijo.

El viernes se preparó a Vanina para que las tres nenas pudieran nacer como lo habían programado. Se la medicó por el tema de la maduración de los pulmones de las bebés y todo lo referente a la neuroprotección de las mismas.

"Sabíamos que podían nacer antes de lo previsto y por suerte no hubo complicaciones en la cesárea. Gracias a las ecografías que se había hecho Vanina en Progenie sabíamos los pesos de las bebas, que fueron casi iguales al nacimiento. No requirieron asistencia respiratoria, sólo hubo algún problema metabólico, pero nada grave", expresó Rey que además destacó la presencia del papá de las trigemelas en el parto: "Leonel pudo estar presente allí con nosotros y eso fue muy importante para él y para Vanina".

Respecto a lo que viene, el obstetra afirmó que están haciendo "el camino que tienen que hacer, lo van a recorrer muy bien. Y no hicieron complicaciones hasta el momento, que es lo más importante durante las primeras horas de vida".

Aunque Vanina está muy bien de salud, aún no le va a dar el alta, según contó Rey, porque quiere prolongar sólo unos días más la internación: "Cuando la mamá esté de alta tendrá que ir a ver a sus nenas en los mismos horarios que lo hace ahora, así que en ese sentido no habrá cambios porque son horarios pautados rígidos que hay que respetar".

Calculan que las nenas estarán alrededor de un mes internadas y hay que esperar el paso a paso. "Es todo un proceso. En principio, Vanina va a comenzar a sacarse leche y se les dará a las nenas hasta que empiecen a tomar la teta solas, porque la succión siempre es un gasto de energía importante para los bebés y en este caso podría dificultar el aumento de peso", concluyó el médico que atiende en Lomas de Zamora.

&n

Temas Relacionados