La víctima sufrió quemaduras en los brazos al ser rociado con combustible. Ocurrió en Quilmes.

policia quilmes
Un suboficial de la Policía Bonaerense fue asaltado por al menos dos delincuentes que le robaron el auto y, antes de escapar, lo rociaron con combustible y lo prendieron fuego.

Según los investigadores, el suboficial, quien presta servicios en la División Caballería de Avellaneda, sufrió quemaduras en un brazo y en parte de la cara, aunque las lesiones no revisten gravedad y permanece internado en un centro asistencial de la zona.

Los pesquisas explicaron que todo comenzó cuando el efectivo se hallaba franco de servicio y vestido con ropas de civil, y se dirigía a visitar a unos amigos, a bordo de un automóvil Ford Escort modelo 1997.

En esa esquina, el hombre fue sorprendido por al menos dos delincuentes, aparentemente menores de edad, que se le abalanzaron sobre el vehículo con intenciones de robo, lo amenazaron con armas y lo obligar a bajar del auto.

Al parecer, el hombre se bajó y comenzó a forcejear con uno de ellos, pero el otro asaltante le arrojó un líquido inflamable y lo prendió fuego.

"No llegó a identificarse, simplemente bajó y forcejeó con uno de los asaltantes", dijo un jefe policial que participa de la pesquisa, quien aclaró que "el otro delincuente le tiró aparentemente combustible y lo prendió fuego".

Los delincuentes huyeron en el auto del policía y el hombre fue auxiliado por vecinos que apagaron las llamas y luego lo trasladaron al Hospital de Solano.

Según las fuentes policiales, el hombre sufrió algunas quemaduras en el brazo derecho y en el rostro, pero su estado no reviste gravedad.

De todas maneras continuaba internado en el hospital de Solano en observación, dijo a Télam un jefe policial.

Investigadores de la Distrital de Quilmes trabajaban ahora en la búsqueda de los asaltantes y del auto robado, el cual aún no fue encontrado.