Cientos de vecinos se acercaron a disfrutar de una jornada gratuita de baile y de shows musicales en el primer feriado de Carnaval.
UN POCO TÍMIDOS AL PRINCIPIO, PERO CON SOLTURA DESPUÉS, LOS VECINOS ARMARON RÁPIDAMENTE PAREJAS Y SE DISPUSIERON A BAILAR.
UN POCO TÍMIDOS AL PRINCIPIO, PERO CON SOLTURA DESPUÉS, LOS VECINOS ARMARON RÁPIDAMENTE PAREJAS Y SE DISPUSIERON A BAILAR.

La Plaza Grigera fue testigo  de “Milonga a Cielo Abierto”, un evento gratuito al aire libre organizado por el Municipio de Lomas, con shows musicales para celebrar, junto a cientos de vecinos, las jornadas de Carnaval.

Con un clima ideal para las actividades al aire libre, los lomenses se acercaron a partir de las 17 para disfrutar de la propuesta cultural. Cerca de las 18.30 se dio inicio formal con una clase especializada de tango, dictada por la profesora Carla Ferreyra, quien enseña el género hace más de 10 años.

“Mi trabajo fue mejorar el lenguaje corporal a los bailarines, el abrazo, el ritmo y las figuras, para que se vayan con un aprendizaje más”, remarcó la profe sobre su desempeño en la jornada. Sobre su pasión con el tango, explicó: “Empecé con el folklore, y buscando variedades conocí al tango, que me flechó”.

Un poco tímidos al principio, pero con soltura después, los vecinos que se animaron a la milonga armaron parejas y se dispusieron a bailar al ritmo de la música, algunos más pegaditos que otros.

Más tarde fue el turno de diversos shows y espectáculos a cargo de Dúo mangano-forneiro

Despelotango y Basaltar carnavalero. También hubo maquillajes alusivos al Carnaval y bailes abiertos con sus respectivas prácticas. La música, que sonó sin parar durante toda la tarde desde el escenario ubicado frente al Palacio Municipal, estuvo a cargo de Franco Vargas.

también hubo maquillaje artístico.
también hubo maquillaje artístico.

“El objetivo de la jornada fue potenciar siempre y de manera continua las raíces argentinas y de Lomas de Zamora. El folklore y el tango son dos aspectos fundamentales para alcanzar esas metas. La idea es que la pasión se vaya trasmitiendo de generación en generación”, explicó Matías Gasparrini, subsecretario de Cultura del Municipio.

Inmediatamente, agregó: “Lo que buscamos con los talleres y con estos espacios abiertos es que no se pierdan las raíces, trabajando como lo venimos haciendo creo que el tango va a seguir siendo importantísimo en la gestión cultural de cualquier municipio”.

Con reposeras en su mano y en compañía de su pareja y de amigos, el lomense Juan José Talavera, de 69 años, se acercó a la Grigera para disfrutar del espectáculo: “Venimos a ver y a bailar un poquito, soy un apasionado del tango. Invité a gente conocida, que vienen desde Caseros. Me pienso quedar hasta el final”.

Marta Farinella es otra de las vecinas que se acercó a la plaza: “Bailo dos o tres veces por semana y aproveché esta oportunidad para participar. Me gusta el tango, pero la milonga y el folklore también”.

El cierre estuvo a cargo de Guariló Percusión, quienes fueron los encargados de brindarle a los lomenses un número artístico de primer nivel. “La próxima semana tendremos el Carnaval  con murgas y comparsas, entonces nos pareció una idea interesante poder incluir al tango, que hace mucho también era parte de estos festejos y que actualmente forma parte de una cultura popular”, finalizó Gasparrini.