Tras mucho esfuerzo por parte de los que llevan adelante la Casa de la Mujer del Barrio Nocito y de los alumnos que asisten a los talleres gratuitos se cerró el primer módulo de estudio con un gran éxito y ya se preparan para iniciar el segundo con todo.
en julio arranca el segundo módulo.

Roxana Clemente, una de las coordinadoras del espacio que se dedica a brindar oportunidades a los vecinos de la zona explicó: “A pesar del momento difícil, de la crisis que afronta el país, nosotros seguimos adelante y pudimos entregar el certificado del primer módulos a 300 alumnos que hicieron su esfuerzo para concluir esta etapa”.

Desde hace tres años, la Casa de la Mujer trabaja para colaborar con el género a través de oportunidades gratuitas que puedan generar alguna salida laboral.

“Ya pasaron a lo largo de estos años, 2 mil vecinas que aprendieron cursos de arte y oficios gratis justo cuando la desocupación golpeó nuestro país y nosotros estuvimos ahí enseñando panificación, peluquería, manicuría, artesanías ramos y tocados de novias muñequería, barbería, maquillaje social y artístico, tejido depilación, barbería, etc”, destacó Clemente que coordina el espacio junto a Marina Díaz.

En julio, arranca la segunda etapa, pero en un nuevo espacio ubicado en Ombú y Lope de Vega, Barrio Nocito.