Unos 350 vecinos acudieron a la celebración en la Catedral, en manos del cura párroco Hugo Barrios.
Participaron vecinos de todas las edades.

La Catedral de Lomas de Zamora recibió a cientos de vecinos durante una jornada de bautismos masivos, donde participó toda la familia.

En el templo ubicado frente a la Plaza Grigera, durante toda la tarde de ayer, los vecinos fueron acercándose al altar, desde donde el cura párroco Hugo Barrios, acompañado del padre Raúl y diáconos de distintas parroquias, brindaron la celebración del bautismo.

En total, se bautizaron a 350 personas de todas las edades: desde recién nacidos hasta personas de 60 años.

La iniciativa convocó a distintas parroquias de toda la región, que ayudaron durante todo el día para llevar adelante esta actividad convocante.

Durante la jornada se realizó primero una pequeña catequesis abordando qué es el bautismo.

Se trató de una jornada muy colorida y alegre pero también emotiva, en la que curiosamente algunos de lo vecinos acudieron a bautizarse sólos (sin padrinos o familia).