El intendente de Avellaneda se mostró preocupado por el profundo "deterioro" que vienen sufriendo las arcas municipales y apuntó contra los "grandes grupos económicos".
Ferraresi dijo que la recaudación por la Tasa de Servicio Generales bajó un 18% y que la recaudación en el sector comercial y de la industria se derrumbó un 57%.

El intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, alertó sobre el profundo "deterioro" que están sufriendo las cuentas públicas del Municipio debido a la brusca caída de la recaudación que se produjo desde el inicio de la pandemia, y en ese contexto le apuntó contra los "grandes grupos económicos" que según aseguró "son los primeros que dejan de pagar".

"Eso lo percibimos acá donde acá tenemos uno de los shoppings más grande de Argentina (el Alto Avellaneda), que ha dejado de pagar sus tasas de servicios generales. Yo no pretendo que paguen la tasa de seguridad e higiene porque no hay actividad y no tienen facturación, pero la verdad preocupa que pasen estas cosas", señaló el jefe comunal.

Según precisó Ferraresi durante una entrevista concedida al programa "Siempre es hoy" que se emite por AM530, los ingresos a las arcas locales por la Tasa de Servicios Generales bajaron "en el orden del 18%" interanual durante la cuarentena, mientas que en el sector de la industria y el comercio se derrumbaron drásticamente: alrededor de un 57%

"En el sector industrial estamos 7% abajo de lo que habíamos cobrado el mismo mes del año anterior. O sea la caída es contundente, la inflación más siete puntos", resaltó.

Al respecto, el intendente de Avellaneda se mostró preocupado por las consecuencias que podría tener este escenario en los próximos meses en caso en el que aislamiento persista.

Leé también:  ¿Por qué Ferraresi y su esposa decidieron aislarse preventivamente por 14 días?

"Lo que más duele y lastima es el tema comercial. Comerciantes que durante mucho tiempo no pudieron abrir y tuvieron la expectativa de poder abrir", resaltó. No obstante, consideró que el problema económico del país no viene de ahora, sino de mucho antes.

"La economía está muy golpeada, muy dañada. No es culpa de esta situación. Sino que viene de arrastre. Yo cuando recorro los centros comerciales y el 30% (de los locales) tiene la persiana cerrada desde la pandemia de los cuatro años anteriores", sostuvo.

En ese sentido consideró que de todos los eslabones del Estado están "muy preocupados y ocupados" por "buscar alternativas" para que el sector comercial pueda soportar el escenario que le toca vivir, pensando en la reactivación después de la pandemia.

Leé también:  Excarcelan al Policía que mató de 18 balazos a un joven que quiso asaltarlo

Sin embargo manifestó que la realidad que atrajo aparejada el Coronavirus es un buen contexto para discutir algunas cuestiones centrales desde el seno de la política.

"Acá hay grandes grupos económicos que tienen que aportar. Habrá que discutir de una vez y para siempre el tema de la matriz económica de la recaudación, y no por única vez el tema de la renta a las mayores fortunas de la argentina, sino justamente hacer algo bastante equilibrado", propuso.

"Los que primero dejan de pagar son los grandes grupos económicas y esas cosas la verdad que no están bien, porque justamente si ese tipo de empresas no tienen la espalda (para soportar este tipo de situaciones)...", sugirió.

"Ese es un debate clave, el tema de la riqueza, de los impuestos, de quién debe pagar y quién debe hacer el esfuerzo en esta época de la Argentina. Hay que discutir algo que no sea por una sola vez. No solo la matriz económica, sino un montón de otras cosas", cerró.