Estudiantes, graduados y docentes de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa) lanzaron una campaña para ayudar a los que más lo necesitan en medio de la pandemia.
Ya ayudaron a unas 16 familias de los barrios más postergados de Lanús.

Los estudiantes, graduados, docentes y no docentes que forman parte del programa de voluntariado de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa) lanzaron una campaña para ayudar a los que menos tienen. Convocan a toda la comunidad a donar alimentos, productos de limpieza y ropa de abrigo para los vecinos contagiados con Coronavirus que permanecen aislados en sus domicilios en distintos barrios populares de Lanús.

Hasta ahora, ya entregaron donaciones a 16 familias en los barrios de Villa Porá, Villa Los Chaqueños, Barrio La Fe, El Fortín, Monte Chingolo y Valentín Alsina. Pero son muchas más las que necesitan una mano. Por eso, quienes pueden sumar algo, por más mínimo que sea, sobre todo en este momento tan difícil, solo deben contactarse por correo electrónico a voluntariadounla@gmail.com o por teléfono al 15-4038-6000.

Desde la universidad se encargarán de coordinar con los interesados en colaborar para pasar a retirar las donaciones o que puedan acercarlas a alguna de las organizaciones con las que los voluntarios vienen trabajando desde que se propagó la pandemia en el país.

Para coordinar la entrega de la donación contactate al Cel: 15-4038-6000 o por e-mail a: voluntariadounla2020@gmail.com #unla #solidaridad

Publicado por UNLa en Sábado, 27 de junio de 2020

¿CÓMO SURGIÓ LA INICIATIVA?

Leé también:  Karol G, otra figura con Coronavirus

“Desde que se inició la cuarentena nos quedamos pensando qué aporte podíamos hacer a la comunidad. Hay mucha gente con actitud solidaria y con ganas de ayudar con algo simple pero a la vez esencial, como es hacer una compra de alimentos o un medicamento”, explica Ignacio Kuppe, uno de los referentes del Voluntario de la UNLa.

De allí que fiel a su definición como “universidad urbana y comprometida”, la UNLa lanzó una campaña de voluntariado para asistir a adultos mayores y otras personas que se encuentren en grupos de riesgo, y más de 150 personas se anotaron a participar.

Para incorporarse, cada voluntario debe completar un formulario disponible en la página web de la UNLa, donde tiene que declarar no haber estado en contacto con personas que puedan haber sido afectadas por Covid-19, ni haber presentado ningún síntoma asociado a la misma enfermedad (fiebre, tos y dificultad para respirar) en los últimos 14 días..

El perfil de los voluntarios es muy variado. La mayoría son estudiantes, pero también, hay graduados, docentes y no docentes. Y entre los propios alumnos que participan también existe diversidad en cuanto a su situación académica: hay desde alumnos que recién terminaron el Curso de Ingreso a otros que se encuentran en el final de su carrera.

Leé también:  Desinfección y control de pacientes en El Porvenir

Fabio Ignacio Farías es egresado de la Licenciatura en Informática Educativa y actualmente es estudiante de posgrado y participa en proyectos de investigación en de la Universidad.

Vecino de Remedios de Escalada Este, decidió anotarse como voluntario y desde hace varios meses está asistiendo a un trabajador bibliotecario que está en situación de discapacidad, tiene diabetes y debe guardar reposo posoperatorio.

“Al principio empecé a ayudar a este trabajador que vive a cinco cuadras de mí casa. Pero al ver que convive con su madre de 89 años, comencé a colaborar con las necesidades de ambos. El contacto es vía WhatsApp y es muy fluido. Tratamos de coordinar horarios, aprovechando que estoy en mi casa cumpliendo mis funciones laborales a través de teletrabajo. Les llevo alimentos y medicamentos y voy viendo qué más necesitan”, relata.

Ahora esta cadena de favores, los voluntarios quieren llevarla a los barrios populares y en especial a los hogares donde pacientes con Covid están viviendo sus días más difíciles. "Queremos estar cerca y darle una mano a los que más lo necesitan. Ese es el objetivo", señalaron.