Pese a las estadísticas, la mandataria aseguró que la provincia de Buenos Aires tiene menor déficit, menos deuda y más caja que cuando la recibió en 2015. Desde las consultoras y desde la oposición señalan lo contrario.
"Vivo de mi sueldo, estoy analizando algunas propuestas", aseveró.

A solo una semana de dejar su cargo, la gobernadora María Eugenia Vidal presentó un balance de su gestión en la Provincia. Pese a las estadísticas, la mandataria aseguró que la provincia de Buenos Aires tiene menor déficit, menos deuda y más caja que cuando la recibió en 2015, pese a las cifras vertidas desde las consultoras y desde la oposición que señalan el incremento de la deuda.

“Pensamos este momento como lo que corresponde que hagamos como funcionarios públicos, que es decirles lo que hicimos y que quede todo registrado”, sostuvo y destacó la recuperación del Fondo del Conurbano y su actualización como “un hecho histórico que le va a permitir a los bonaerenses estar mejor el años que viene”.

Leé también:  Augusto Costa: "Este es un modelo económico que tiene como prioridad impulsar el empleo"

“Van a ser recursos que nosotros en cuatro años no tuvimos. Y lo más importante es que son recursos de coparticipación automática”, sostuvo. “Esto va a permitir garantizar el pago de sueldos, de pensiones, de jubilaciones, de insumos de hospitales, en el mes de diciembre”, afirmó.

Respecto al déficit fiscal, Vidal resaltó además que cuando asumió “era de 21 mil millones de pesos, ajustada a hoy sería el equivalente a $77 mil millones de pesos. Nosotros vamos a dejar un déficit de alrededor de $55 mil millones, menos de lo que recibimos”.

También habló de la deuda externa, una de las mayores críticas que recibió durante su gestión desde la oposición. “Cuando llegamos a la gestión, la deuda registrada era de U$S9.300 millones. Pero a medida que fueron pasando las semanas fuimos encontrando expedientes que revelaron que había una deuda no registrada equivalente a U$S1.800 millones. La deuda que vamos a dejar al 10 de diciembre es de 11 mil millones de dólares, U$S200 millones menos”, aseveró.

Leé también:  Kicillof: "Vidal dejó una situación financiera insostenible y desastrosa"

Por último, ratificó que, luego de un tiempo de descanso con sus hijos, volverá a trabajar en el sector privado: "Vivo de mi sueldo, estoy analizando algunas propuestas", aseveró.

DATOS. Un informe de la consultora Ficonomics alertó por el alto nivel de endeudamiento de las provincias, en particular la de Buenos Aires. La provincia de Buenos Aires posee una deuda de $505.418 millones, casi la mitad de la suma de todas las provincias.

“El debilitado contexto macroeconómico nacional con continuos cambios en las políticas de ingresos, ahorro, cambiarias, implican menor cantidad de recursos provinciales para hacer frente a la crisis que atraviesa el país”, describió el análisis.