Danilo y Celeste viajarán con su auto la próxima semana al norte del país para darle una mano a los que más lo necesitan. Los vecinos pueden colaborar con alimentos no perecederos.
Celeste y Danilo se encargan de juntar los alimentos no perecederos en su casa.

La cruda realidad que vive la comunidad wichi de Salta los empujó a ayudar. Y primero entre sus familiares, y luego entre amigos y sus vecinos, Celeste y Danilo comenzaron a juntar ropa y alimentos no perecederos para darle una mano a los que más lo necesitan.

Esta pareja de El Jagüel el próximo fin de semana tiene previsto subirse a su auto y recorrer los 1.659 kilómetros que separan Buenos Aires de la ciudad de Embarcación para llevar las donaciones que consigan. “Todo suma. Quizá, lo que para nosotros es poco para ellos es mucho, así que todo es bienvenido”, comentó Celeste en diálogo con La Unión.

Lo que están recolectando son productos de primera necesidad. “Paquetes de fideos, arroz, leche, conservas, ropa no porque ya tenemos una cantidad importante”, precisó la mujer. Todo lo que reúnan lo cargarán a un trailer que les prestó un conocido y esperan llenarlo

La situación que vive la comunidad wichi en el norte del país es crítica. Aislados, en la pobreza más extrema, en los últimos dos meses 8 niños murieron por desnutrición. En los departamentos de San Martín, Rivadavia y Orán fue declarada la emergencia sociosanitaria.

Leé también:  Es de Lomas y ofrece fabricar carpas para montar un hospital de campaña

Las tasas de mortalidad en menores de cinco años de la zona de Santa Victoria Este (31.94 cada 1000 nacidos vivos) triplican las de la Nación y las de la provincia. La de mortalidad infantil (muertes en menores de un año) las duplican.

Familias wichis en Santa Victoria Este.

Ver tanta necesidad fue lo que movilizó a la pareja. “Sentimos que teníamos que hacer algo, pero algo de verdad, no podíamos quedarnos de brazos cruzados”, aseguró Celeste.

Hace tres días su teléfono no para de sonar. Desde que se viralizó la colecta por Whatsapp y por redes sociales, llaman vecinos de todos lados. “Por suerte hay gente que se preocupa y que acerca lo que puede, pero seguimos juntando cosas”, resalta la vecina.

Las donaciones las recolectan en su casa, que por estos días se transformó en una especie de búnker. Quienes estén interesados en ayudar pueden acercarse hasta la calle Enrique Santamarina 2856 en El Jagüel o comunicarse por teléfono al 11-6956-6611.

Leé también:  Una vecina de Lomas quiere hacer barbijos desde su casa

“Con lo que se pueda le podemos dar una alegría a un nene que está pasando un mal momento, y si podemos lograr que tenga un una cena, un almuerzo, mejor”, señaló.

Si el itinerario del viaje lo permite y las condiciones climáticas también, la idea de Danilo y Celeste es llegar a las ciudades de Embarcación y Tartagal, y después acercarse hasta el Hospital de Orán. “Allí sabemos que también hay muchas carencias, entonces trataremos de ir”, deslizó.

Para coordinar la salida, la pareja ya se puso en contacto con gente que viaja asiduamente al lugar y también con un habitante de la zona. “Vamos a ver qué hacemos, el itinerario es incierto. Capaz nos quedamos varios días, capaz visitamos más lugares”, explicó.

Por estas horas, la pareja está viendo si consigue algún voluntario que los acompañe, ya que el único que maneja es Danilo. “Estamos viendo si se suma un amigo, pero como es incierto el itinerario que vamos hacer y los días que nos vamos a quedar, sabemos que es difícil. Tiene que ser una persona que disponga de tiempo”, agregó.