Paula Capeletti, oficial de la Policía de la Ciudad, aseguró que el atacante había simulado tener un arma de fuego y que por eso disparó. Quedó detenida acusada de homicidio.
El hecho ocurrió a la madrugada en Almirante Brown al 3700, en Temperley.

Una mujer que se desempeñaba como Policía de la Ciudad se resistió a los tiros y mató a un hombre que supuestamente pretendió asaltarla mientras esperaba el colectivo ayer a la madrugada sobre la calle Almirante Brown al 3700 en la localidad de Temperley.

Por el hecho la oficial primera Paula Yanina Capeletti, que presta servicio en la Comisaría 4D de Barracas, quedó detenida y en las próximas horas será indagada. La Justicia busca determinar si la mujer incurrió en exceso de legítima defensa.

El hecho ocurrió cerca de las 5.20 de la mañana cuando Capeletti se encontraba vestida de civil esperando el colectivo para ir a su trabajo. En un momento, un Chevrolet Corsa detuvo su marcha y, según relató ella, se bajó un hombre que la amenazó con robarla.

Leé también:  La forma curiosa en la que dos mujeres jóvenes cometían entraderas en Lomas

En esas circunstancias, a pesar de que el delincuente, identificado como Emiliano Díaz no tenía un arma en su poder, la mujer se identificó como policía y disparó.

Fuentes de la causa aseguraron que el presunto ladrón, de 29 años, quedó herido en el piso, mientras que el automóvil en el que se movía escapó del lugar.

Efectivos de la Comisaría Nº3 que se encontraban en la zona concurrieron al lugar y constataron que el asaltante estaba fallecido y que no poseía ningún arma de fuego.

Voceros de la Policía de la Ciudad hablaban de la posibilidad de un “descarte” del arma.

Por cómo ocurrió todo y las primeras pruebas recogidas, la Justicia dispuso la detención de la mujer y contactó a su abogada defensora. Hoy deberá prestar declaración.

Leé también:  Detuvieron a un jefe de la Policía Federal por extorsionar a un comerciante de Avellaneda

A partir del análisis de las cámaras de seguridad también quedó pudo ser capturado el chofer que manejaba el Corsa en el que se movía el asaltante. El hombre, radicado en Banfield, al momento de ser aprehendido aseguró que era chofer de Uber y que nada tenía que ver con el hecho.

Sin embargo, no pudo cotejarse el traslado a través de de los registros de la compañía de transporte, indicaron fuentes policiales.