La Biblioteca Popular Monte Chingolo ofrece porciones a $200 y todo lo recaudado será destinado a la compra de alimentos no perecederos para los vecinos que más lo necesitan.
El locro patrio es una tradición que la Biblioteca Monte Chingolo mantiene desde hace años.

La Biblioteca Popular Monte Chingolo invita a los vecinos celebrar un nuevo aniversario de la independencia argentina con un "locro patrio solidario" a un costo de $200 la porción. Lo recaudado será destinado a la compra de alimentos no perecederos que serán entregados a las familias más afectadas por las consecuencias de la pandemia del Coronavirus.

Los interesados en dar una mano solo deben reservar su porción enviando un mail a bibliotecapopularmontechingolo@gmail.com (indicando en el asunto “Locro Solidario”) o por WhatsApp al 11-5152-1559. El jueves 9, los que quieran podrán acercarse hasta la biblioteca a retirar su pedido o directamente recibirlo en su hogar con un recargo de $50.

Leé también:  Cómo son las acciones solidarias de los Veteranos de Lomas

Ese mismo día, desde las 12 del mediodía, la institución organizará una transmisión en vivo a través de sus redes sociales para que todos los vecinos puedan compartir una peña desde sus casas con artistas locales y conocer a las personas que llevan adelante distintas iniciativas solidarias en el barrio para enfrentar al Covid en estos tiempos de aislamiento.

Desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio, la Biblioteca ha profundizado el trabajo comunitario que viene llevando adelante desde hace casi ocho años y se ha convertido en un nexo muy importante entre los vecinos, las personas que más necesitadas y distintas organizaciones sociales, clubes y entidades que realizan ayuda social.

Así, por ejemplo, articularon con el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires para la entrega de alimentos a unas 80 familias en situación de extrema vulnerabilidad, con la Unión de Trabajadores de la Tierra ofrecieron bolsones de verdura a $200 y colaboraron con los voluntarios de la Universidad de Lanús para juntar donaciones.

"Tratamos de tender puentes para ayudar a los que ayudan, paliar las necesidades de la gente y mientras tanto seguir con nuestras actividades", explican desde la Biblioteca.