En los últimos 22 días, las 35 familias de trabajadores reclamaban recuperar sus puestos. Tras una audiencia con el Ministerio de Trabajo bonaerense se firmó un acta que incluye el pase a planta de quienes estaban contratados.
Los trabajadores contaron con el apoyo de distintos partidos políticos de izquierda.

Luego de una intensa lucha, los trabajadores de Arcynur (ex Ran-Bat) celebraron los resultados: serán reincorporados a sus puestos de trabajo y cobrarán los sueldos adeudados. Este miércoles retornan a sus funciones en la fábrica de baterías.

Luego de una audiencia en la dependencia del Ministerio de Trabajo provincial, en Burzaco los obreros salieron a dar la noticia: se firmó un acta de reincorporación de todos los despedidos y el pase a planta permanente de quienes estaban contratados.

Leé también:  Bullrich propuso salir de la pobreza "armando una banda de cumbia"

Además se logró que a Mario, uno de los obreros que estaba con ART por las lesiones sufridas en el trabajo, se le paguen los sueldos adeudados que no estaba cobrando de parte de la ART, hasta que se regularice la situación. Es que en ese ámbito los trabajadores están en contacto con plomo, entre otros materiales nocivos.

Asimismo, los seis trabajadores que habían decidido antes de la audiencia no continuar en Ran-Bat cobrarán sus indemnizaciones correspondientes.

EL CONFLICTO. Se inició hace 22 días, cuando un lunes como cualquier otro, al acercarse a la empresa ubicada en el Parque Industrial de Burzaco, los obreros se encontraron con el portón cerrado: un lockout patronal.

Leé también:  Macri asemejó la inflación a una enfermedad

Entonces iniciaron un acampe y una serie de acciones para recuperar su puesto: movilizaciones, cortes de rutas (entre ellas de Puente Pueyrredón), hasta que lograron su cometido con el apoyo de los vecinos, trabajadores de otros sectores y partidos políticos, lo cual fue clave para visibilizar la situación.