Los representantes de distintos centros de jubilados se transformaron en concejales por un día y debatieron proyectos para mejorar la seguridad, la salud y la movilidad en sus barrios.
cinco centros de jubilados estuvieron representados en el recinto.
cinco centros de jubilados estuvieron representados en el recinto.

El Concejo Deliberante de Lomas de Zamora fue escenario de la primera sesión del año del Parlamento de la Tercera Edad, el encuentro deliberativo en el que representantes de centros de jubilados se transforman en legisladores por un día y discuten e impulsan proyectos para atender a las demandas de sus vecinos y mejorar sus barrios.

El debate estuvo presidido por la concejal de Cambiemos Silvia Sierra y contó con la participación de referentes de las instituciones “Nueva Primavera”, “10 de Junio”, “El Nuevo amanecer de Banfield”, “El Alero de Ayuda Mutua” y “Sueño de Amigos”. Desde las gradas miembros de otras entidades siguieron la reunión de cerca.

todos los proyectos presentados fueron aprobados por unanimidad y girados para su tratamiento en comisión.

Todos los proyectos presentados en el recinto fueron aprobados por unanimidad y girados a las comisiones correspondientes para ser tratados por el HCD lomense.

“La verdad que fue una jornada cívica muy importante. Cada uno de los presentes contó las problemáticas que tenían en sus barrios y buscó aportar soluciones a partir del diálogo que tienen con los vecinos”, señalaron desde el Área de Adultos Mayores.

El centro de jubilados “Nueva Primavera” solicitó la construcción de una rampa de acceso para personas con movilidad reducida en el andén de la estación de Llavallol. Mientras los integrantes del centro “10 de Junio” elevaron una propuesta para instalar una salita de primeros auxilios en la Sociedad de Fomento homónima de Parque Barón.

Por su parte, los parlamentarios del Centro de Jubilados “El Nuevo Amanecer de Banfield” reclamaron la colocación de nuevas luminarias, cámaras de seguridad y puestos policiales en las calles Gabriela Mistral, French, Vetere y Olivera.

Mientras desde “El Alero de Ayuda Mutua” impulsaron un pedido de declaración de emergencia socio-sanitaria para todos los centros que cobran el haber mínimo.

El cierre estuvo a cargo de los representantes del centro “Sueño de Amigos” que propusieron que cada establecimiento que trabaja con vecinos de la tercera edad cuente con Internet de forma gratuita para simplificar la solicitud de turnos online.