Es por diferencias entre los empresarios de la Tomás Guido y Transportes del Sur y la Secretaría de Transporte. Este jueves, podría haber novedades. Los trabajadores se declararon en estado de "alerta y asamblea permanente".
Los trabajadores se declararon en estado de asamblea permanente.

La reanudación del servicio de las líneas de colectivo que pertenecían a Expreso Lomas se demora más de lo esperado por algunas diferencias que surgieron en las negociaciones entre los empresarios de Tomás Guido y Transportes del Sur y la Secretaría de Transporte.

Según confiaron fuentes que siguen día a día el diálogo entre las partes, los empresarios exigen un cambio en la resolución que oficializó la adjudicación de las líneas 165 y 112 a las compañías para “garantizar la inversión y la explotación de las trazas” a largo plazo.

Leé también:  Cómo vienen impactando las medidas de restricción en la circulación de pasajeros

La resolución del conflicto, de todas formas, podría llegar este jueves cuando los funcionarios de la Secretaría de Transporte se reúnan para decidir si aceptan o no el pedido de las empresas.

Mientras tanto, los trabajadores se declararon en estado de asamblea permanente y convocaron a una movilización para este viernes en el caso de que no surjan novedades.

“Si no hay ninguna solución volveremos a salir a las calles porque por el momento no existen novedades y encima nos deben tres meses de sueldo”, explicaron los choferes.