El Ciclón visitará desde las 19 a Botafogo de Brasil por la jornada inicial del Grupo 2.

sanlo
San Lorenzo, último campeón del fútbol argentino, jugará hoy ante Botafogo de Brasil en el imponente estadio Maracaná por la primera fecha del grupo 2 de la Copa Libertadores, un sueño esquivo a largo de sus 105 años de historia.

El equipo de Edgardo "Patón" Bauza, campeón sudamericano con Liga Deportiva Universitaria Quito en 2008, se presentará desde las 19 con arbitraje del uruguayo Roberto Silvera y transmisión de Fox Sports en directo.

El Maracaná, que será escenario de la final de Brasil 2014, presentará un marco imponente con un público local que celebra el regreso a la Copa luego de 18 años de ausencia y promete una fiesta similar a la desplegada en la serie de primera fase con
Deportivo Quito para la que armaron un gigante tapiz con la leyenda: "El gigante volvió".

San Lorenzo, por su parte, retorna a la Libertadores tras un lustro y la jugará por duodécima vez.

Los de Boedo, que fueron semifinalistas en la primera edición de 1960 y también en 1988, tienen como último antecedente la frustración de haber sido eliminado en la fase de grupos, bajo la conducción de Miguel Angel Russo en 2009.

Aunque su debut en el torneo Final no fue el esperado (0-2 ante Olimpo en Bahía Blanca), San Lorenzo llegó a Río de Janeiro con la ilusión de dar el primer paso firme en el grupo 2, que completan Unión Española de Chile e Independiente del Valle de Ecuador.

Respecto de la formación empleada el pasado viernes, Bauza planea dos modificaciones: Mauro Cetto por el capitán Pablo Alvarado (no fue citado porque adeuda tres fechas de suspensión) en la defensa y Enzo Kalinski por Leandro Romagnoli en el mediocampo.

Botafogo, que cuenta en su plantel con los argentinos Mario Bolatti y Juan Carlos Ferreyra, jugará con el mismo equipo que llegó la clasificación para la segunda rueda, tras reservar sus titulares en el torneo carioca.