La lomense Romina Galeano supo buscar la manera de obtener ingresos en medio de la crisis por el Coronavirus. Hace delivery de meriendas, desayunos, picadas y además puso junto a su pareja un taller de estampado de ropa. "Busco alternativas para sobrevivir", aseguró.
Romina nunca cocinó para vender, pero asegura que muchos se sorprenden porque hace productos caseros y deliciosos.
Romina nunca cocinó para vender, pero asegura que muchos se sorprenden porque hace productos caseros y deliciosos.

Con el inicio de la pandemia del Coronavirus, muchos rubros tuvieron que dejar de funcionar para evitar los contagios. Romina Galeano (35) es organizadora de eventos, una lomense, como muchos, perjudicada por la cuarentena, pero no bajó los brazos e inmediatamente supo buscar la manera de generar sus ingresos.

Cuando el mundo cambió, Romina entendió que tenía que adaptarse a la realidad y buscó alternativas en la que ella podía desempeñarse bien: "Entiendo que la pandemia me dio ese empujón para arrancar porque tal vez si no fuera por esta situación tan particular jamás me hubiera animado".

"Me caracterizo por buscar las mil maneras de sobrevivir", dice con una sonrisa Romina que el año pasado se dedicaba a organizar ferias en Lomas junto a su hermana. "Además de realizar las ferias, trabajaba con músicos que tampoco pueden ahora salir a tocar, entonces puse las manos en la masa", explicó.

Ayudar a los emprendedores locales fue esencial durante varios años, pero cuando eso terminó decidió buscar un nuevo camino. "Dejar las ferias fue muy difícil para nosotras. Extrañamos un montón el ambiente que se generaba con las vendedoras", dijo.

Cuando el mundo cambió, Romina entendió que tenía que adaptarse a la realidad y buscó alternativas en la que ella podía desempeñarse bien: "Entiendo que la pandemia me dio ese empujón para arrancar porque tal vez si no fuera por esta situación tan particular jamás me hubiera animado".

Leé también:  Sin cambios hasta el 16 de agosto: “No estamos ante una gripe más”

Así fue como nació el emprendimiento @romix.cocina, en el cual se dedica a confeccionar desayunos a domicilio, meriendas para cumpleaños y picadas para adultos.

"Me encanta comer y compartir con mis seres queridos, de ahí nace el emprendimiento pensado para compartir desayunos y picadas, a la distancia con un precio accesible y envío totalmente gratuito entre Lanús y Temperley", detalló.

El concepto del nuevo trabajo de Romina se basa en que "si hay pandemia, que nadie te impida llegar a tus seres queridos" y "creo que la comida transmite amor, compañía, te sentís menos sola", aseguró.

Sumado a eso y aprovechando el taller de estampado que tiene la pareja de Romina, apareció el segundo emprendimiento: @quesearokindumentaria.

"La venta de ropa la teníamos bastante parada, pero gracias al delivery y los fabricantes que me ayudan con su ropa, pude remontar la venta y salir adelante mezclando ambos rubros", detalló la lomense.

CÓMO ESTÁ FUNCIONANDO EL DELIVERY. Con la extensión de la cuarentena, los pedidos crecieron. "Me sorprendió la cantidad de gente que compra de manera online. Si bien es lindo elegir algo en un local y probarte, en el caso de la ropa por ejemplo, si una se pone las pilas y promociona bien sus productos se vende súper bien dentro del contexto que tenemos", señaló Romina convencida que esta costumbre puede perdurar pos pandemia.

Leé también:  Otra vez, doble récord de muertes y contagios en un día por la pandemia

Por el lado de la comida también se incrementaron los pedidos porque al no poder celebrar como antes. La gente quiere hacer un mimo, regalar algo dulce y Romina trata que cada regalo "sea personalizado, casero y con amor".

La consigna del bueno, bonito y barato que Romina aprendió cuando organizaba las ferias también la aplica a sus emprendimientos. "Cocino todo un día antes y también pase madrugadas sin dormir porque quiero que llegue todo fresco. Y en el caso de la ropa trabajamos con una fabricante de zona Sur que tiene cosas hermosas y accesibles con talles reales que es muy importante", remarcaron.

Con precios accesibles y los envíos gratis, la lomense está contenta con el logro, pero sabe que si bien los emprendimientos ayudan, "no salvan".

"En mi caso no tengo sueldo fijo así que me tuve que ingeniar con ambos proyectos porque sino no comía, pero estoy contenta porque de a poco va creciendo y me mantienen la cabeza entretenida", manifestó y añadió lo que espera después de la pandemia: "Ojalá pronto pase todo esto y podamos volver a la feria, a los eventos, que van de la mano de estos dos proyectos que ya son mis bebés y los voy a conservar", concluyó.

Para contactarse con Romina entrar en: Facebook/Romix cocina, en Instagram: @romix.cocina. Para ver la indumentaria en Facebook/Que sea rok, Instagram: @quesearokindumentaria.