Es uno de los nuevos servicios que incorporó el Municipio de Lomas. Los procedimientos de urgencia son para pacientes que tuvieron accidentes tanto en la vía pública como en los hogares.
Uno de los quirófanos posee un rango que posibilita realizar operaciones de neurocirugía.

Tras la reapertura del Hospital de Llavallol, el Municipio de Lomas incorporó nuevos servicios para los vecinos y amplió la cobertura en distintas especialidades. Desde hace dos meses, se están realizando neurocirugías gratuitas.

La etapa final de las obras en el centro ubicado en Doyhenard 296 incluyó quirófanos en el segundo piso con tecnología de última generación para realizar distintos tipos de intervenciones. Uno de ellos está recubierto con plomo y posee un rango que posibilita realizar operaciones de neurocirugía.

"Lo que buscamos principalmente era cubrir la demanda de pacientes en lo agudo como traumas o accidentes cerebrovaculares. Se hacen procedimientos de urgencia a personas que tuvieron accidentes tanto en la vía pública como en los hogares", expresó Mariano Pirozzo, jefe de neurocirugías del Hospital, quien detalló que "además de lo traumatológico, se brinda asistencia ante hemorragias cerebrales".

Leé también:  El trailer de salud brindará atención especializada para mujeres

Desde la Secretaría de Salud remarcaron que se trata de un servicio inédito en la región. "Ya hicimos diez cirugías y creemos que, a medida que el hospital se consolide y más gente conozca las especialidades que se brindan, vamos a llegar a las 60 por año", destacó Pirozzo.

Se hacen procedimientos a personas que tuvieron accidentes en la calle.

MÁS SERVICIOS. El centro de salud tiene un área de internación en el primer piso con una capacidad de 72 camas que están divididas en distintas habitaciones equipadas con aire acondicionado, oxígeno, aire comprimido, baño con inodoro adaptado y un asiento rebatible con ducha para poder higienizar a los pacientes.

La última fase de la remodelación y ampliación también permitió sumar un espacio para pacientes que se encuentran a la espera de una intervención mínima o baja complejidad con seis camas y aire acondicionado; dos salas de terapia intensiva con camas (una aislada), respiradores y monitores; otro cuarto que sirve para la recuperación de aquellos pacientes que recién salen de intervenciones quirúrgicas; y una sala de anestesia.

Leé también:  Comenzaron los controles de salud a los chicos que asisten a las escuelas de verano

Unas 400 personas por día se atienden actualmente en el centro de salud que, desde su apertura en marzo de 2018, arrancó con guardias (clínica, médica, pediátrica y traumatológica), triage, sala de Insuficiencia Aguda Respiratoria Baja (IRAB), sala de procedimiento, servicio de imágenes y laboratorio. Luego, en una segunda etapa, se abrieron consultorios externos de ginecología, traumatología, pediatría y clínica; radiografías a pacientes ambulatorios y tomografías con una sala de observación en el 1º piso.