Si el magistrado avanza deberán sentarse en el banquillo el falso abogado Marcelo D'Alessio, los excomisarios Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, el suspendido fiscal de Mercedes Juan Bidone y el exespía Hugo "Rolo" Bareiro.
Mientras tanto continuará la investigación por otros frentes.

El juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla se apresta en los próximos días a elevar a juicio oral y público una primera parte de la causa por actividades de extorsión y espionaje, que tiene detenido, entre otros, al falso abogado Marcelo D' Alessio.

La decisión del magistrado implicaría que vayan a juicio aquellos imputados cuyos procesamientos ya están confirmados, y mientras tanto seguirá investigando al fiscal federal Carlos Stornelli y al periodista del diario Clarín Daniel Santoro.

Ramos Padilla mandará a juicio a D' Alessio, a los excomisarios Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, al suspendido fiscal de Mercedes Juan Bidone y el exespía Hugo "Rolo" Bareiro.

Mientras tanto, decidirá el futuro del fiscal Stornelli, quien esta semana por primera vez luego de siete llamados a indagatoria aceptó presentarse a declarar.

La decisión del magistrado obedece a lo que ordenó la Cámara Federal de Mar del Plata cuando hace pocos días lo confirmó en el cargo y rechazó pedidos de las partes para apartarlo de la causa.

"Debe ser la etapa de juicio, instancia única del proceso, donde deberán debatirse y ventilarse esas situaciones para que así, pueda arribarse a una resolución definitiva respecto de la responsabilidad del imputado en el proceso", estimó la Cámara, al definir la situación del fiscal Bidone y de otros imputados.

Además, en las últimas semanas algunas de las partes se presentaron en Dolores reclamándole al juez la elevación a juicio.

Ramos Padilla considera que aún no puede prever dónde finalizará la investigación, ya que por el momento hay más de 30 operaciones de inteligencia ilegal bajo la lupa y se podrían demorar excesivamente los tiempos.

Por ello, hará una elevación parcial sobre aquellos cuya acusación ya quedó ratificada por la Cámara Federal de Mar del Plata y seguirá en paralelo trabajando sobre el resto.

El 28 de enero pasado, el empresario Pedro Etchebest denunció que el abogado D' Alessio lo había extorsionado con 300 mil pesos para no involucrarlo en la causa de los "cuadernos", ésta última a cargo del fiscal Stornelli y del juez Claudio Bonadio.

Ese fue el puntapié de la investigación y luego se le fueron sumando otros casos a partir de la documentación y prueba encontrada en el allanamiento en la casa de D´Alessio, pero también porque se presentaron otras víctimas, incluso algunos señalados en distintas causas de corrupción.

"No se trata de un simple grupo de estafadores o extorsionadores que buscaban rédito económico aprovechándose de sus contactos con actores desprevenidos o ingenuos", sino que "se estaría frente a un grupo de personas que llevó adelante acciones que afectan instituciones de nuestro sistema democrático", explicó en uno de sus fallos el juez de Dolores.