En lo que va del año, el Municipio inspeccionó a más de 14 mil vehículos que transportaban mercadería y también visitó comercios de distintos barrios para verificar el estado de los productos. Con esto, se busca cuidar la salud de los vecinos.
con aparatos, los inspectores miden los rangos de temperatura mínimos y máximos de los productos como carne y pescados.

Para cuidar la salud de los vecinos y evitar enfermedades, el Municipio de Lomas controla a diario la mercadería que ingresa a la ciudad e inspecciona los comercios que venden alimentos en los distintos barrios.

“A través de los controles que realizamos de forma constante, nuestro objetivo es garantizar que en Lomas haya mercadería legal para darles tranquilidad tanto a los consumidores como a los comerciantes, que saben que los productos son confiables”, señaló el intendente, Martín Insaurralde.

En lo que va del año, se controlaron 14.626 vehículos de transporte que pasaron por los puestos de control bromatológico obligatorio.

En lo que va del año clausuraron cinco locales y se decomisó mercadería en 58 oportunidades por distintos incumplimientos.

Un total de 13.254 unidades fueron inspeccionadas en el espacio ubicado en la calle Las Heras 2200, que funciona de lunes a viernes de 5 a 17, y los sábados de 5 a 12. A su vez, 1.372 vehículos llegaron hasta el puesto de Eva Perón y Donato Álvarez, cuyo horario de funcionamiento es de lunes a viernes, de 6 a 17, y los sábados de 6 a 12.

Leé también:  ¿Cuánto aumentaron los lácteos durante el último año?

“El de Eva Perón se puso en funcionamiento este año con el propósito de brindar más facilidades a los transportistas que ingresan por el lado de Quilmes y Almirante Brown. La mercadería tiene que estar controlada desde la temperatura, para asegurar que no pierda la cadena de frío, y todo lo envasado debe estar cerrado herméticamente”, expresó el director de Bromatología y Verificaciones, Javier Santoro, quien agregó: “Una vez que los productos llegan a los lugares de venta, los comerciantes tienen que chequear que las boletas de los alimentos tengan el sello del control”.

"A través de los controles que realizamos de forma constante, nuestro objetivo es garantizar que en Lomas haya mercadería legal para darle tranquilidad tanto a los consumidores como a los comerciantes, que saben que los productos son confiables”, DIJO MARTÍN.

hay dos puestos de control bromatolÓgico obligatorio.

Por su parte, los inspectores fueron a más de 1.200 comercios (un promedio de 200 por mes) para verificar el estado de los productos. Este año se clausuraron cinco locales y se decomisó mercadería en 58 oportunidades por incumplimientos en la higiene o el modo de transporte. Todos estos productos son desnaturalizados, ya que el consumo podría ser peligroso para la salud de los ciudadanos.

Leé también:  La canasta básica bonaerense subió más de un 56% en un año

“Cuando se detecta mercadería en mal estado en un comercio, se lo multa y a veces amerita la clausura. Los productos decomisados van desde carnes y pescados hasta latas que están abolladas, por eso hay que valorar el trabajo en equipo de los profesionales que intervienen en esta tarea”, remarcó Santoro.

A lo largo de este año también se atendieron 114 denuncias de vecinos que se comunicaron con el Municipio. “En estos casos, se va a los comercios para tomar muestras y analizarlas con el fin de determinar si los productos estaban en mal estado. Contamos con un laboratorio especial que analiza el agua”, informó Santoro.

EN CIFRAS.

200 son los comercios que se visitan por mes para verificar el estado de los productos.

114 fueron las denuncias que realizaron los vecinos en lo que va del año.