El Gobierno autorizó una nueva suba de las cuotas mensuales que cobran las empresas de medicina privada.
el gobierno autorizó un nuevo aumento este viernes.
el gobierno autorizó un nuevo aumento este viernes.

El Gobierno autorizó hoy un aumento del 7,50% de las cuotas mensuales que cobran las empresas de medicina prepaga, a aplicarse desde el primero de mayo próximo.

La decisión se tomó a partir de una resolución del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, publicada este viernes en el Boletín Oficial.

Se trata del segundo incremento en lo que va del año: el 2 de enero último, la Casa Rosada había autorizado una suba de 5%, que se efectivizó en febrero, con lo cual el servicio acumuló en ese momento un aumento del 42,2% en doce meses.

Leé también:  El Gobierno postergó la suba de un impuesto para que la nafta aumente menos

Según lo dispuesto, las compañías del sector "deberán extremar los recaudos necesarios para notificar de manera fehaciente a los usuarios, a fin de que aquellos tengan cabal información de dichos aumentos".

En ese sentido, el Ministerio recordó que "las entidades deberán, una vez autorizado el aumento, informar a los usuarios los incrementos que se registrarán en el monto de las cuotas con una antelación no inferior a los 30 días corridos, contados a partir de la fecha en que la nueva cuota comenzará a regir".

El Poder Ejecutivo explicó que, por ley, los ajustes son autorizados cuando "estén fundado en variaciones de la estructura de costos y razonable cálculo actuarial de riesgo".

Leé también:  YPF aumentará sus naftas un 1,5% desde esta medianoche

"Del análisis realizado, surge que resulta razonable autorizar un aumento general, complementario y acumulativo de aquél que fuera aprobado mediante la Resolución N° 933-2018, de 7,50%, a partir del primero de mayo de 2019", de acuerdo con la resolución.

Durante 2018, los servicios de las prepagas aumentaron 7,5% en junio, otro 7,5% en agosto, 8% en octubre y 8,5% en diciembre.

La medicina prepaga cuenta con unos seis millones de clientes, de los cuales 1,2 millón son voluntarios; el resto deriva sus aportes de la seguridad social a través de las obras sociales.

De corresponder, el afiliado debe pagar la diferencia con relación al monto del plan elegido.