La medida se extenderá al menos hasta el viernes y el fin de semana los choferes analizarán si vuelven al horario normal. Cortan el servicio a las 22.
El martes, los choferes se reunieron con autoridades policiales para exigir "más seguridad".

Cansados de los constantes hechos de inseguridad, los choferes de las líneas de colectivos 501, 394 y 245 de la empresa Monte Grande decidieron provisoriamente que todos los recorridos dejen de funcionar a las 22, es decir dos horas antes de lo habitual.

La medida se extenderá al menos hasta el viernes y el fin de semana se evaluará cómo continuará la situación, según lo anunciaron desde el cuerpo de delegados. La gota que rebalsó el vaso fue el robo que se produjo en una de las unidades días atrás.

Leé también:  Lomas: una pareja quedó detenida por explotar sexualmente a tres mujeres

A partir de esto, como ya ocurrió en otras oportunidades, los trabajadores mantuvieron una reunión con autoridades de la Policía Bonaerense para pedir mayor seguridad.

Según confiaron los trabajadores, acordaron que haya más controles y patrullajes sobre todo en zonas que suelen ser consideradas "peligrosas" durante la noche. "Si algo cambia podríamos volver al cronograma habitual, mientras tanto el servicio se acorta", dijeron.

La intención es que el fin de semana "todo vuelva a la normalidad", pero todo dependerá de qué es lo que suceda durante jueves y viernes y qué resuelvan los choferes.

Los usuarios recibieron la noticia con sorpresa, aunque también entendieron la decisión.