La asociación fue creada para ayudar a mayores de 21 años con algún tipo de discapacidad que no cuentan con obra social y ya terminaron la escuela. Brindan desayuno, almuerzo y varios talleres.

La lucha de los padres unidos ante una situación de vulnerabilidad que vivieron sus hijos dio inicio a la creación de la Asociación PIHE (Por la Integración de Hijos Especiales) de Burzaco, un proyecto que ya lleva más de una década gracias al trabajo de sus integrantes que todos los días abren las puertas de su espacio para brindar un lugar de contención a las personas mayores de 21 años con algún tipo de discapacidad intelectual o motriz.

Realizan eventos para recaudar fondos.

Juan Ramírez, el vicepresidente de la asociación, contó: “Esto se creó hace exactamente 12 años cuando nuestros hijos asistían a un espacio donde no lo pasaban bien. Con el tiempo nos fuimos enterando que no les daban de comer y los amenazaban para que no cuenten lo que sucedía allí”.

Leé también:  El Síndrome de Down, desde los colores, en la Primaria N°15

A partir de aquella circunstancia, los padres se unieron para buscar un lugar y poder trasladarlos y así poder contener a personas sin obra social que después de terminar la etapa escolar no tienen un espacio donde poder desarrollarse.

“Actualmente tenemos 30 personas con diferentes patologías que vienen todos los días en el horario de 8.30 a 15 no sólo para recibir el desayuno y el almuerzo, también contamos con un taller fijo de telar donde confeccionan indumentaria y alfombras que luego se ponen a la venta para ayudar a la entidad y para que ellos se sientan reconfortados laboralmente”, destacó Ramírez, quien también contó que actualmente hay dos mamás que se encargan de cocinar y limpiar las instalaciones, pero siempre se necesitan voluntarios.

Leé también:  El Hogar También Son Nuestros apela a la ayuda de los vecinos
Confeccionan mantas e indumentaria.

Clases de gimnasia, danza folklórica, Zumba y taller de cocina son algunas de las actividades que surgen durante el año gracias a la colaboración de los vecinos que se acercan para brindar su tiempo en ayudar a la asociación.

“Todo tipo de colaboración nos ayuda. Contamos con una sola profe fija, pero nos gustaría que se sumen más voluntarios aunque sea para pasar un rato con los chicos”, detalló el vicepresidente de PIHE que junto a tres papás actualmente están a cargo del espacio ubicado en Almirante Brown 750, casi esquina Alsina, Burzaco.

Reciben la colaboración de vecinos.

Con el fin de recaudar fondos la asociación realiza un evento masivo y al aire libre con atracciones para grandes y chicos una vez al año: “En el último que hicimos logramos reunir a alrededor de 600 personas en un predio de Burzaco”, manifestó Ramírez.

Leé también:  Solidario: le cortó el pelo gratis a chicos en Llavallol

Los que quieran colaborar con esta institución pueden hacerlo con sillas, mesas y sobre todo tiempo para brindar. “Necesitamos más profes y personas que nos ayuden con la limpieza, con telares nuevos para que nuestros asistentes sigan perfeccionándose”, concluyó.

Para contactarse, enviar un mensaje privado entrar en: Facebook/ Asociación Pihe.