En este sector de la entidad ubicada sobre Antártida Argentina al 2200, durante muchos años solían jugar al papi fútbol en una cancha descubierta que en las próximas semanas pasará a ser un gimnasio con un cerramiento completo que, prácticamente, lo transformará en un microestadio.

Allí entrenarán las patinadoras del club, reconocidas por su nivel en el país y el exterior, y también se proyecta sumar nuevas actividades aprovechando la amplitud del espacio.

“Ésta es una obra 100% del Municipio que busca recuperar un espacio y ponerlo en estado para que decenas de chicos de Llavallol puedan disfrutarlo haciendo deportes”, expresó Marina Lesci, directora de Relaciones Institucionales que participó de una visita por el lugar.

Leé también:  Lomas: torneo de hóckey en el Parque

El club -que se hizo popular por ser allí donde se filmó la película “Luna de Avellaneda”- se destaca en patín y básquet, pero también cuenta con taekwondo, kung fu, fitness, entrenamiento funcional, zumba, buxum y talleres de psicomotricidad, entre otros.

Los clubes, un puntal de la gestión

El Municipio de Lomas brinda un apoyo contundente a los clubes de barrio en medio de la crisis que afecta su economía y su desarrollo. En este sentido, todas las semanas se suman instituciones a la iluminación por sistema LED, la puesta a punto de sectores comunes o canchas y la construcción de espacios más importantes como es el caso del Juventud Unida de Llavallol.

Leé también:  Galería de Fotos: Miles de deportistas de Lomas recibieron nueva indumentaria

“Tenemos la premisa de acompañar y estar presentes en cada una de las instituciones de Lomas porque sabemos el rol social que cumplen”, expresó el intendente, Martín Insaurralde. Y agregó: “Entendemos la importancia y crecimiento de las instituciones barriales donde miles de pibes y pibas tendrán la posibilidad de forjar, mediante el deporte, la cultura y la inclusión un futuro mejor para todos.