La Unión | DEPORTES

Enrique: "Los pibes de Banfield demostramos que podemos"

Gran empate. El joven delantero, autor del 2-2 ante Estudiantes y figura de su equipo, destacó lo hecho por el Taladro más allá de las bajas por Covid.

Enrique cumplió su sueño y le dio un gran punto a Banfield

Crédito: Prensa Banfield

Enrique cumplió su sueño y le dio un gran punto a Banfield

Con más de medio plantel contagiado de Coronavirus, Banfield tuvo que recurrir a los juveniles para afrontar un duelo clave ante Estudiantes de La Plata y los pibes no fallaron. En especial, uno: Ramiro Enrique. El hijo del Negro, campeón del Mundo en México 86, saltó a la cancha ante la imposibilidad de contar con Luciano Pons y Juan Manuel Cruz y no dejó escapar la oportunidad en su estreno como titular en el Taladro.

Ramiro, en un partido que recordará por siempre, se erigió como figura de un Banfield plagado de juveniles (cuatro jugaron su primer encuentro desde el arranque) y fue además el encargado de anotar el gol del empate ante el Pincha para dejar al Taladro como escolta de Colón en la Zona A de la Copa de la Liga.

"No me esperaba ser la figura del partido, pero sí confiaba que podíamos llegar al empate porque siempre tenemos confianza y actitud para sacar adelante los partidos", dijo con humildad el joven delantero, de 19 años y formado íntegramente en las Inferiores del Taladro, tras un encuentro consagratorio.

E inmediatamente, con claridad y contundencia, destacó el trabajo de todos sus compañeros para afrontar un duelo muy complicado, en el que perdían por 2-0 y se encontraban muy diezmados por las bajas de Covid. Y con autoridad, remarcó: "Otra vez demostramos que los pibes podemos y que siempre vamos a dejar todo dentro de la cancha".

Todo eso tomó más valor con el gol del desahogo de Enrique, que llegó a los 32 minutos del complemento y significó un punto de oro para Javier Sanguinetti y compañía. 

Con un cabezazo perfecto tras una precisa ejecución de un tiro libre de Matías González, otro de los debutantes en el Taladro, el hijo del Negro cumplió su sueño y desató un gran festejo. "Cuando entró la pelota, no lo podía creer y lo primero que hice fue dedicárselo a mi abuelo que está en el cielo porque siempre dije que el primero se lo iba a dedicar a él, ya que siempre me acompañó. Todos los demás son para mi mamá", comentó con sencillez.

Por último, el joven delantero cerró: "Siempre soñé con primer gol. Ya había jugado nueve partidos y no se me daba, pero por suerte ante Estudiantes se me dio y ojalá sea el primer de muchos".

+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS